María José Suárez y el primer día de guarde de su hijo Elías

La modelo y empresaria está totalmente adaptada a su nueva vida en Punta Cana. Tras la mudanza, la Miss ha decidido buscar una guardería para Elías, que ya tiene 16 meses. Así ha sido el primer día de guarde del pequeño.

El pasado noviembre María José Suárez y su familia abandonaban para siempre Miami para poner rumbo a Punta Cana –previa parada técnica en España para pasar las fiestas navideñas–, donde vivirán este 2019. La Miss España se ha mudado a República Dominicana por los negocios de su marido, Jordi Nieto, y tanto ella como su hijo, Elías, parecen haberse adaptado a la perfección a su nuevo hogar. Una vez instalados, María José Suárez ha decidido buscar una guardería para su pequeño, que ya tiene 16 meses. En apenas 24 horas, la Miss España 1996 ha encontrado la guarde perfecta para su pequeño y ha compartido con sus seguidores cómo ha sido el primer día de cole de Elías.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"8 de la mañana en Punta Cana, su primer día de guarde, le ha costado decidirse pero al final ha entrado con paso firme. Yo con el corazón encogido como supongo todas las madres el primer día... ay mi bebé que se hace mayor", comenta junto a dos fotografías en las que se ve al niño con su mochila, personalizada con su nombre, y con ropa cómoda para poder jugar y correr junto a sus nuevos compañeros.

La propia María José confesaba que lo había pasado casi peor ella que su hijo. Pero ha recibido el apoyo en la distancia de algunas de sus amigas. "Ay! Se pasa fatal pero al final ellos se hacen a todo y le vendrá genial! Ánimo!", escribió la cantante Pastora Soler. La modelo Priscila de Gustin comentó, entre risas, "Pelu, en esa mochila, ¿qué lleva? Libros de Economía? Qué barbaridad si parece que se va a caer para atrás!".

Elías, hijo de María José Suárez, tiene una bebida favorita: agua de coco.
Instagram

El pequeño parece haberse hecho a su nuevo hogar y tan feliz está que María José comentaba que Elías tiene una nueva bebida favorita: el agua de coco. Pero no de tetrabrik, sino de la natural. En su nueva casa hay algunos cocoteros, un señor coge los cocos, se los abre y María José le vierte el agua en el biberón, haciendo las delicias de su hijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La diseñadora está encantada con su nueva vida, pero también ha descubierto que el clima no es tan perfecto como ella pensaba y ya le ha dado algún quebradero de cabeza. "A modo de comentario absurdo, me dio por cortarme yo sola el flequillo que va muy bien para este clima con un 95% de humedad... #lamadrequemepario #quienmemanda", afirmaba con ironía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo