Màxim Huerta celebra su 48 cumpleaños con nuevas ilusiones y libro en camino

El periodista y escritor valenciano se despide del que posiblemente será uno de los peores años de su vida. El 26 de enero celebra su 'happy birthday' e inicia una nueva vuelta al sol con energías renovadas y un nuevo libro bajo el brazo. La literatura ha sido su refugio para superar su fiasco político en este año tan tumultuoso para él. ¿Quieres saber cómo ha cambiado su vida en los últimos 12 meses?

Màxim Huerta
María José Rasero

Posiblemente, los 47 nunca se le olviden a Màxim Huerta. Perdón, Máximo Huerta que es su verdadero nombre, heredado de su padre y como quieren que le llamen a partir de ahora, lo de Màxim proviene de su etapa en los informativos de Canal 9 y ha llovido mucho desde entonces. Así lo reinvindica el escritor que en su última obra, 'Intimidad improvisada', que saldrá a la luz el 9 de abril, firma con su nombre real. Este es uno de los muchos cambios que se han producido en la vida del periodista valenciano para quien 2018 será inolvidable por muchos motivos. ¿Qué ocurrió exactamente este año para que se haya convertido en su particular 'annus horribilis'?

El 26 de enero cumple 48 años y es un buen momento para repasar qué ha ocurrido con este hombre que alcanzó el cielo y descendió a los infiernos en menos de una semana protagonizando uno de los episodios más esperpénticos de la democracia española.

Màxim Huerta se hace cargo del ministerio de cultura y deporte
Gtres

Haste el 7 de junio de 2018, el excolaborador de Ana Rosa vivía tranquilo, entregado a la literatura y a la aparición esporádica en televisión con algún programa hecho a su medida. Ese día, Màxim se hizo cargo del ministerio de Educación, Cultura y Deporte con el recién estrenado Gobierno de Pedro Sánchez. Y rápidamente se convirtió en el 'ministro' más médiatico y peculiar del nuevo gabinete.

Màxim Huerta y Ana Rosa Quintana
Captura TV

Tras la sorpresa de su nombramiento y las felicitaciones de sus colegas, amigos y excompañeros, como los de su exjefa Ana Rosa Quintana, comenzó su efímera labor al frente de una de las carteras más golosas. Lo suyo prometía y mucho. Por fin un ministro de Cultura que estaba directamente vinculado con esta por su labor literaria, hasta que saltó el escándalo.

Una semana después de jurar su cargo presentó su dimisión por un fraude fiscal a Hacienda. Así terminaba la efímera carrera política del ministro que menos tiempo estuvo en el cargo de la democracia. A su lado su madre, Clara Hernández, a la que adora.

A partir de ese momento inició su particular 'retiro espiritual'. Se borró del mapa, se refugió en su familia, su perrita y sus amigos, entre los que destaca Bibiana Fernández, para digerir este varapalo.

Londres, el sur de Francia o Italia (Lecce, Asís...), Almería... fueron algunos de los destinos en los que se perdió Màxim para superar su fiasco político. Y, por supuesto, la literatura su válvula de escape. Mientras viajaba y vivía enriquecedoras experiencias preparaba su siguiente libro donde París volvía a ser protagonista indiscutible y con el que recuperaba la ilusión perdida: 'París sera toujours París', una evocadora guía de la capital francesa en los años veinte que ilustra Maria Herreros, en la imagen inferior.

Durante estos complicados meses para él, ha tenido una compañera inseparable, que no le ha dejado solo en ningún momento y quién le ha brindado su cariño más incondicional. Alguien por quien el valenciano siente verdadera devoción, aparte de por su madre, su perra Doña Leo.

Doña Leo es su fiel compañera, le quita las penas y le da un sinfín de alegrías. Sin duda, esta entrañable perrita es su inseparable compañera. Siempre con juntos, en las buenas y en las malas, su amor es incondicional.

Haciendo borrón y cuenta nueva, Máximo Huerta celebra sus 48 años con energías renovadas, tal vez vuelva a la tele y ya tiene un nuevo libro en el horizonte. De hecho ya está en sus manos el primer borrador para hacer las primeras correcciones.

'Intimidad improvisada', que verá la luz el 9 de abril, es un proyecto que como él mismo ha escrito en sus redes "es un libro muy especial, por eso siento algo de vértigo y mucha emoción". Y es que la literatura siempre será su mejor compañera de viaje. ¡Felicidades Máximo!

Publicidad - Sigue leyendo debajo