Lucía Bosé ha sido absuelta de la presunta apropiación indebida de un cuadro de Picasso

La actriz italiana, que se enfrentaba a una petición de cárcel de dos años y una multa de 4.800 euros, ha sido finalmente absuelta después de haber sido vista para sentencia.

image
Gtres

Lucía Bosé ha sido absuelta. La Audiencia Provincial no ha visto indicios de ningún delito de apropiación indebida de un cuadro de Pablo Ruiz Picasso, cargo del que se le acusaba por parte de la Fiscalía. La obra, que al parecer pertenecía a Remedios T. M., su empleada de hogar durante más de 50 años, fue vendida, al fallecimiento de su empleada, por la madre de Miguel Bosé por 198.607 euros y nunca entregó dicha cantidad a los herederos de Remedios que son los que reclaman. Según la sentencia que ha sido reproducida por Okdiario, “que en esa época, Remedios nunca dijo que fuera de ella la obra ‘La Chumbera’. Esa obra estaba colgada en la casa y formaba parte de la colección. En el catálogo referido solo dijo que las obras de arte eran de la familia Bosé”.

Lucía Bosé a su llegada al juicio por apropiación indebida de un cuadro de Picasso
Gtres

Ha pasado ya un mes desde que Lucía llegara a juicio muy bien acompañada. Un periodo en el que la madre de Miguel Bosé ha estado pendiente de su situación judicial pues la Audiencia Provincial estaba deliberando a juzgar por las pruebas que se presentaron en las pasadas vistas. La primera, el pasado 5 de noviembre, la que fuera aplazada tras aceptar la petición de la acusación particular, ejercida por las dos sobrinas de la asistenta, de que sea citado como testigo Miguel Bosé, hijo de la acusada; la seunda, el 7 de marzo en la que Miguel Bosé, que se encuentra en México, se presentó por videoconferencia aunque se acogió a su derecho a no declarar amparado en el derecho a no levantar testimonio alguno que pudiera perjudicar a su madre.

Miguel Bosé, instalado en el país azteca tras su ruptura con Nacho Palau, negó que padezca problema de salud, ha sido uno de los mejores apoyos para su madre, Lucía Bosé, en estos duros momentos. "Estoy muy contenta, ahora lo que me falta es mi curriculum es la cárcel, pero la evitado", ha declarado Lucía a Okdiario.

Lucía Bosé acude a declarar a su juicio por presunta apropiación indebida de un cuadro de Picasso
Gtres


En sus conclusiones provisionales anteriores a la celebración del juicio, el ministerio público explicaba que Lucía Bosé mantuvo conviviendo en su domicilio de Madrid a Remedios, su empleada doméstica, hasta el fallecimiento de ésta. Como era la residencia habitual de la empleada, después de 50 años al servicio de la familia, Remedios tenía allí todas sus pertenencias entre las que se encontraría el dibujo que le regaló Picasso. En la parte posterior de la obra se puede leer una dedicatoria del pintor: "Para Reme" y una fecha, "16-2-63". El dibujo estuvo en casa de los Bosé durante muchos años pero no ha sido hasta ahora que no se ha denunciado: "Lo han tenido en sus manos cada vez que lo llevaba a exposiciones, de hecho ha estado en muchas. De repente les da por decir que se lo he robado se pensarían que valdría una fortuna", confiesa Lucía en Okdiario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo