Máxim Huerta sobre su paso por la política: "Noté los prejuicios"

El periodista ha hablado abiertamente de lo que supuso su paso por el Ministerio de Cultura y su rápida dimisión.

Maxim Huerta en el Men's Health 'Premios Hombre del Año' 2018
Getty Images

Hace ocho meses Máxim Huerta se convirtió en el ministro más breve en su cargo en España y desde entonces ha evitado hablar de lo que le supuso ese abrupto hecho de abandonar la cartera de la que apenas había tomado posesión. Ahora, el periodista y escritor se sincera en una entrevista en 'El País' donde asegura que aceptó el cargo con mucha ilusión, lo que más tarde se convirtió en "una hostia gigantesca" que ha tenido que asimilar durante todos estos meses. Además, deja un recado al Gobierno y a la prensa por la diferencia de trato que recibió con respecto al astronauta Pedro Duque.

Maxim Huerta camino del cumpleaños de Bibiana Fernández
Getty Images

El anuncio de Máxim Huerta como Ministro de Cultura y Deportes causó mucho revuelo. Un periodista conocido popularmente por su trabajo en la prensa del corazón se ponía al frente de una cartera ministerial. Una reacción que para el propio protagonista de la noticia era injusta pues nadie destacaba sus años en los informativos de Canal 9, "cuando salté a presentar las ediciones nocturna y matinal de Telecinco o la cobertura del 11-S", ha confesado el ex ministro en su entrevista más sincera. "Yo era fácil de ridiculizar, por maricón, por venir de la tele y por asuntos varios, como mis tuits cogidos con pinzas donde se interpretó que odiaba el deporte", añade.

Y este ambiente se mantuvo durante sus apenas 6 días en el Gobierno pues al poco saltó la noticia que le haría dimitir convirtiendo toda la ilusión del principio "en una hostia gigantesca". En la entrevista confiesa que tras tomar la decisión de dejar el cargo, tan rápida como la de aceptar, "me quedé solo en el despacho, y sí que lloré. Estaba roto. El momento de soledad ahí, a puerta cerrada, fue fuerte". Y aunque para su madre, considera que fue un alivio, reconoce que fue un gran apoyo desde esa misma noche: "me quité el traje, apagamos la tele y cenamos frente a frente, sin sonido en el móvil. Luego me rompí algunas veces más".

Maxim Huerta presenta el libro 'Paris Sera Toujours Paris'
Getty Images

Durante estos meses ha preferido callar y tardó meses en reaparecer por miedo a que brotara la rabia que pudiera llegar a tener, sobre todo, tras notar la diferencia de trato con respecto al ministro Pedro Duque. “Cuando salió lo de Pedro Duque tuve una crisis muy gorda. Vi la diferencia de trato, tanto de los medios como del Gobierno. Y fui consciente de que debía seguir callado y secando la herida. Había cerrado en falso, el dolor estaba vivo”. Sin embargo ahora se trata de una experiencia de la que asegura que se ha recuperado pues lo volvería a hacer sin dilación porque "poder aportar cosas me parece un destino maravilloso".

Publicidad - Sigue leyendo debajo