Cayetana Rivera presume de nuevo novio

La hija de Francisco Rivera y Eugenia Martínez de Irujo está de enhorabuena. La joven, de 18 años, tras su ruptura con Curro Soriano, ha encontrado de nuevo el amor en Quique, un jugador de hockey hierba, que parece un clon de su ex.

Cayetana Rivera estrena novio en Las Ventas
Agencias

Cayetana Rivera no oculta su pasión por los toros. Después de que la joven apoyara a su padre, Francisco Rivera, en su reaparición en Jérez tras su cogida, la hija de Eugenia Martínez de Irujo se ha dejado ver en una de las corridas de la feria de San Isidro, en Madrid. El pasado 22 de mayo, Tana, de 18 años, llegó a la plaza de Las Ventas con muy buena compañía: la de su nuevo novio. Tras su ruptura con el campeón de pádel, Curro Soriano, la joven no se había dejado ver en compañía masculina por lo que este chico con el que fue a los toros podría ser su nuevo amor. El afortunado se llama Quique, tiene 23 años y es jugador de la selección española de hockey sobre hierba.

Tana Rivera y su nuevo novio en Las Ventas
Agencias

Tana y Quique se mostraron muy compenetrados a su llegada a la plaza madrileña. Desde el tendido, la hija de Francisco Rivera y el deportista se mostraron muy compenetrados a la hora de aplaudir las diferentes faenas.

Tana Rivera presume de nuevo novio en Las Ventas
Gtres

Para disfrutar de una tarde en los toros, Cayetana, a quien hace unos días vimos muy guapa vestida de flamenca en la feria de Abril donde disfrutó del Real con su madre y con sus padre, eligió un conjunto en color blanco. Tana combinó un pantalón ancho con una blusa con topos en color negro y sandalias.

image

El pasado febrero, fue su madre, Eugenia Martínez de Irujo, la que confirmó que Tana había roto con Curro Soriano con quien salía desde el verano anterior. "Ahora está sola y dedicada a los estudios" contó pero parece que la joven ya ha encontrado un sustituto para el jugador de pádel aunque, su nueva conquista, se parezca bastante a su anterior amor y sea deportista como él.

Publicidad - Sigue leyendo debajo