Emilio Sánchez Vicario habla del estado anímico de su hermana Arantxa

Durante la presentación del festival solidario de música que organizada el centro deportivo Ciudad de la Raqueta de Madrid, el extenista ha hablado sobre el estado anímico de su hermana Arantxa, quien hace unos meses obtenía el divorcio de Josep Santacana.

Recién llegado de Miami, Emilio Sánchez Vicario acudió a la presentación del tradicional festival solidario de música organizado por el centro deportivo Ciudad de la Raqueta de Madrid. En esta décima edición, cuya recaudación financiará parte de las actividades de la fundación que posee el extenista, contará con un plantel de artistas de excepción: Luz Casal, Hombre G, Ara Malikian, Sidecars, La Unión, Seguridad Social y Un Pingüino en Mi Ascensor. A su paso por el photocall, el medallista olímpico en Seúl 1988 habló sobre la reciente consecución de Rafa Nadal de su duodécima victoria en Roland Garros. “Es el rey absoluto. Yo creo que la lección que ha dado es muy importante. No daba una bola por perdida, esa hambre que tenía, parecía un jovenzuelo que se quiere comer el mundo. Es un ejemplo y su legado es muy importante para la gente que estamos en esto, nos inspira mucho”, comentó.

Emilio Sánchez Vicario habla del estado anímico de su hermana Arantxa
Gtres

A su vez, también habló del estado anímico de su hermana, Arantxa Sánchez Vicario, quien no está pasando precisamente por su mejor momento ni profesional ni personal. A finales de marzo, el juzgado de instrucción número 2 de Esplugues de Llobregat (Barcelona) declaró la disolución del matrimonio que la mítica tenista formaba con Josep Santacana.

Hace más de 12 meses, Josep Santacana pidió el divorcio a Arantxa Sánchez Vicario, comenzando así una auténtica guerra con cruce de acusaciones en los juzgados de ambos, una fortuna –ahora desaparecida– de la ex tenista y la custodia de los hijos de ambos, Arantxa, de 10 años, y Leo, de 7.

Aunque Josep Santacana declaraba que hoy por hoy mantiene "una relación cordial" con su ex, ella acusó a su ex marido de apoderarse de su fortuna e intentar quedarse con la custodia de los dos hijos que tienen en común, algo que él niega rotundamente. Además de poner en venta el ático que posee en Miami, la ganadora de catorce Grand Slam acaba de pedir perdón a sus padres por las acusaciones que vertió contra ellos en su libro autobiográfico ‘Arantxa, ¡Vamos!”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo