Irene Junquera: “Me gustaría ser madre más pronto que tarde”

La sinceridad es uno de los fuertes de esta periodista que no duda en afirmar: “Mi vida se centra en hacer deporte y trabajar”. La misma franqueza con la que confiesa, además: “Soy anticitas a ciegas”.

Irene Junquera
Ana Ruiz

A Irene Junqueras acabamos de verla en el programa 'Safari, a la caza de la tele' en el canal FDF. Junto Nacho García recopilan los mejores momentos de la jungla televisiva y digital de Mediaset España. Actualmente Irene sigue volcada en el deporte, su gran pasión desde niña y, además, parte de su trabajo como periodista desde hace años. Y es que Junqueras sigue colaborando con el diario Mundo Deportivo y el canal de deportes de pago Gol TV. Hemos charlado con ella sobre su vida y sus proyectos profesionales futuros.

Hace nada estabas al frente de 'Safari, a la caza de la tele', y lo de cazadora no va contigo…

Para nada, soy animalista y no entiendo la caza por diversión; y vegetariana, tomé la decisión hace un año, porque me gustan tanto los animales que me sentía cínica por comérmelos. Pero soy libre, y si un día me apetece comer un poco de jamón, lo haré. Lo que sí me gusta del título de ese programa era lo “de la tele”.

Lo tuyo es el deporte, pero no le haces asco al entretenimiento.

Son dos facetas que compagino. Sigo colaborando en Gol TV y el diario 'Mundo deportivo', e intervengo en 'Está pasando' (Telemadrid).

Ahora que has visto tanta tele, ¿qué te ha sorprendido más?

'First Dates' tiene mucha gracia. Hay citas que son para reír, o para llorar. El programa es maravilloso, un filón.

¿Algún espacio más?

Hay tantos. Hasta de los informativos se puede sacar algo gracioso. Y 'El programa de Ana Rosa' , con tantas horas de duración y tantos contenidos… Tampoco hay que olvidarse de 'Hombres, mujeres y viceversa'.

He leído que con Jorge Javier Vázquez te ríes mucho.

Es que mola, porque es muy natural y cuando eres así puedes salir por cualquier lado, que es lo que me pasa a mí cuando no tengo guión.

¿El mundo reality te interesa?

Me hace gracia, es entretenimiento puro y duro.

¿Te ves en 'Supervivientes'?

Una no sabe cómo le va a cambiar la vida de aquí a un año. Sería muy duro, pero como experimento sociológico, verte en condiciones extremas, sí que me hace gracia. Aunque, si me pillas con mucho hambre, probablemente esté más cerca de 'GH'.

¿Y trabajando de actriz?

Empecé a estudiar Arte Dramático a la vez que Periodismo. De pequeña mi sueño era ser actriz, luego la vida te va llevando por otros derroteros. No acabé los estudios de interpretación, pero si tuviera la ocasión de trabajar de actriz, la cogería.

¿Qué te gustaría hacer?

Lo que sea, menos un monólogo, que me parece más complicado, porque al final eres tú.

¿Tú qué sueles ver?

Como telespectadora soy muy ecléctica, me gusta todo: series del tipo 'The leftovers' o 'En terapia', documentales, cine…

Y fútbol.

Claro.

¿Cómo nace esa pasión?

Tengo dos hermanos mayores y recuerdo que siempre veían el fútbol en casa. Yo me aburría, hasta que un día, siendo niña, me senté a ver uno y me enganché. De entones recuerdo, además, cuando los fines de semana volvía a Madrid desde el pueblo de mis padres, escuchando en el coche 'Carrusel deportivo'. En mi familia también se ha hecho mucho deporte y hemos seguido también el Tour, el atletismo…

¿Tu madre se unía a vosotros?

A ella también le gusta el deporte. El fútbol no, pero el resto de deportes, sí. Atrás quedó lo de que el deporte es para los hombres, eso no funciona.

Eres madridista.

En mi familia me lo inculcaron así. Cuando trabajaba en 'El chiringuito', no me destapé hasta el último año, porque la gente piensa que si eres de un equipo no puedes ser objetivo.

Explica tu “romance” con el futbolista Ronaldo Nazario.

Me encantaba de niña, tenía la carpeta forrada con sus fotos. Luego le he conocido en persona y si como futbolista era maravilloso, como persona, mejor todavía: solidario, divertido... Y ahora es el dueño del Valladolid.

Otros referentes.

Además de otros ídolos deportivos, Frank Blanco, Josep Pedrerol… y María Escario. La admiro porque abrió las puertas a muchas mujeres en el mundo del deporte. Por suerte, cada vez somos más, la generación de Susana Guasch, Sara Carbonero… El deporte no es sólo de chicos.

¿Tú lo practicas?

Desde niña. He hecho de todo y ahora mi vida se centra en hacer deporte y trabajar, me llena y me hace muy feliz.

Hasta saliste con el piragüista olímpico Cristian Toro.

Sí. Desde hace tiempo no estamos juntos, pero sigue en mi vida, somos amigos. Ya es padre y me alegro mucho por él.

¿Te aficionó al piragüismo?

Totalmente. Es un deporte minoritario, con mucho esfuerzo y poco reconocimiento. Vivir con él sus sacrificios me hizo admirarle más. Sigue en activo, tiene 26 años, y prepara Tokio 2020 con Saúl Craviotto.

Él es tu pasado sentimental pero, ¿cuál es tu presente?

Prefiero no hablarlo.

Antes te referías a los espacios de citas. ¿Irías a uno?

No, soy anticitas a ciegas.

¿Cómo te ves en el futuro?

Me veo siendo feliz, ahora lo soy, y espero que dentro de cinco años, también. Me gustaría seguir trabajando en la tele y en los medios en general.

¿Algo más en lo personal?

A lo mejor dentro de cinco años estoy casada y con hijos. Me gustaría ser madre, tengo 33 años, y más pronto que tarde.

¿Tus hobbies?

Aparte de hacer deporte y viajar, comer, bailar salsa… y la música en general.

¿Escuchas a Rayden (salió con el rapero)?

De este tema es imposible que hablemos, no existe.

¿Qué puedes decirme de otro de tus ex, Pablo Puyol?

Me llevo muy bien con él, le adoro y nos llevamos genial.

Texto: Belén Alonso. Fotos: Ana Ruiz. Ayudante de fotografía: Héctor de Andrés. Estilista: María Álvarez. Maquillaje y peluquería: Milagritos Make Up. Agradecimientos: Restaurante El Jardín de la Máquina. Avda. de la Victoria s/n. Pozuelo de Alarcón. Madrid.

Publicidad - Sigue leyendo debajo