¿Qué tienen en común la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio y la de Belén Esteban y Miguel Marcos?

El futbolista y la presentadora ya se han dado el 'Sí, quiero' en medio de grandes fastos. Ahora le toca el turno a la colaboradora y al conductor de ambulancias. Pese a las diferencias entre ambas parejas, sus respectivos enlaces tienen algo en común... Nuestro colaborador Ángel Antonio Herrera nos lo descubre.

Junio es uno de los meses del año en los que más bodas se celebran y nuestras celebrities no iba a estar exentos de esta tradición. El pasado 15 de junio, Sevilla se paralizaba por la boda entre Sergio Ramos y Pilar Rubio. Se dieron el 'sí, quiero' en la catedral de la capital hispalense, la misma donde antaño se casó la infanta Elena y Jaime de Marichalar, ante unos cientos de invitados, los mismos (casi 500) que celebraron con ellos la fiesta posterior en 'La Alegría SR4', finca propiedad del futbolista del Real Madrid hasta las tantas de la mañana, alguno incluso vio el amanecer del día siguiente.

Con los ecos de la boda del futbolista y la presentadora todavía sonando, ya esperamos ansiosos la siguiente, no menos pomposa ni mediática, sino todo lo contrario. Será otro bodorrío, estilo 'princesa del pueblo', o sea, Belén Esteban, porque la colaboradora de 'Sálvame' se casa con su 'Míguel' el 22 de junio y el acontecimiento promete y mucho. ¿Conseguirá la Esteban eclipsar a la de 'R&R'? Esto es lo que opina al respecto nuestro colaborador Ángel Antonio Herrera.

Belén Esteban y Miguel Marcos
Tras la boda de Pilar Rubio y Sergio Ramos, llega la de Belén Esteban y Miguel Marcos, el 22 de junio. Ambas tienen en común la prohibición de los móviles para los invitados.
Gtres

"Finalizada la boda de Pilar Rubio y Sergio Ramos, ya estamos en la víspera del enlace de Belén Esteban y Miguel Marcos. No creo yo que haga mucha falta que insistamos en que estamos ante dos bodas distintas, y hasta contrarias. Ambas son extraordinarias, y que cada cual entienda cuál es la más extra, y cuál la más ordinaria. Eso sí, van a parecerse ambas en que las novias y los novios han acordado prohibir los móviles de los convidados, durante la ceremonia o la fiesta, para que luego no haya videos de sorpresa, o susto, ni se filtren estampas a la prensa.

Quiero decir que con esta medida se protege la intimidad de los contrayentes y sus invitados, y también se protege una exclusiva, que puede parecer lo mismo, pero no lo es. Es una foto histórica, y grandiosa, y siempre pendiente, esa foto de la reunión de todos los móviles de los convidados ilustres o populares, todos sin uso, requisados por un rato, mientras dure la boda. Eran las bodas por lo civil, o por la iglesia. Ahora lo son con móvil, o sin móvil".

Publicidad - Sigue leyendo debajo