Belén Esteban: estas son las últimas novedades de su boda

La 'princesa del pueblo' y su novio, Miguel, pasarán por el altar el 22 de junio y ya están dando los últimos retoques para que todo salga a la perfección. En la finca en la que tendrá lugar el enlace ya trabajan a contrareloj para no dejar ningún detalle suelto.

La cuenta atrás para la boda de Belén Esteban está en marcha. La colaboradora de 'Sálvame' se casa este 22 de junio con 'su' Miguel y en el programa han contado las últimas novedades sobre el enlace. Hasta la finca 'La Vega del Henares', donde se celebrará la ceremonia y la posterior fiesta, se ha trasladado Kike Calleja, que ha revelado detalles hasta ahora desconocidos del esperado enlace. El reportero ha mostrado el puente por el que tendrán que pasar los 270 invitados confirmados hasta el momento, situado sobre el río Henares y a una distancia de 60 metros hasta la verja de la finca.

      La finca lleva varios días cerrada, tal y como ha pedido Belén para que no se desvelen todos los secretos. También cerrada se encontrarán la verja los invitados, que sólo podrán pasar al interior cuando se acrediten adecuadamente. Pero aún hay más camino que recorrer: una carretera de 1 km para llegar al lugar donde tendrá lugar el enlace. Allí hay tres zonas perfectamente divididas, dos de ellas en el interior.

      Kike Calleja muestra el camino de la boda de Belén Esteban
      Telecinco

      El lugar escogido por la pareja para convertirse en marido y mujer es un antiguo convento reformado con jardines de 1500 metros, donde se encuentra la Hermita de Santa María y cuya finca cuenta con un total de 500 hectáreas. Un espacio muy bien aprovechado por Belén y Miguel, quienes han pedido instalar un macroescenario donde habrá actuaciones en directo y un Dj. Según ha afirmado Calleja, "va a ser alucinante la iluminación, y va a ser impresionante el sonido, de última generación".

      Ya se están produciendo lo últimos arreglos de pintura y jardinería, y el jueves 20 se procederá a montar la decoración de flores para que el día del enlace, el sábado 22, esté todo al gusto de los novios. Al parecer, tal decoración será "bastante impresionante" y "totalmente distinta a lo que se suele hacer en esta finca". Pero no solo las flores dejarán boquiabiertos a los asistentes, sino que también habrá velas y muchas sorpresas.

      En cuanto a la llegada de los novios, Belén lo hará muy temprano por la mañana. Se le proporcionará una zona privada y comerá en compañía de sus familiares. También evitará ser vista con los dos trajes que lucirá en su gran día. Las piezas llegarán directamente desde el taller del diseñador. Por su parte, Miguel aparecerá en la finca apenas unos minutos antes de la ceremonia, por la misma entrada por la que lo harán los invitados.

      Finca de la boda de Belén Esteban
      Telecinco

      Para que todo salga perfecto, la pareja ha contratado a unas 80 personas, 20 de ellas dedicadas exclusivamente a la seguridad. También habrá técnicos de aire acondicionado y de luz y unos 60 camareros para saciar a todos los invitados, que degustarán un menú que ronda entre los 150 y los 200 euros. Los novios han descartado la opción de contratar una empresa externa para el catering, por lo que la comida servida habrá sido preparada por el personal de la finca, que cuenta con una amplia experiencia en bodas.

      Belén y Miguel están a punto de convertirse en marido y mujer, y solo faltan los últimos retoques para que todo salga según lo planeado.

      Publicidad - Sigue leyendo debajo