Sabemos quién es el mayor orgullo de Paz Padilla

La polifacética artista ha compartido una fotografía junto a su única hija, Anna Ferrer Padilla, para dejar constancia de lo orgullosa que se siente de ella.

Paz Padilla sabe muy bien lo que es el orgullo de madre. La polifacética artista se derrite cada vez que habla de su única hija, Anna Ferrer Padilla, a la que quiere con locura y por la que siente una devoción sin límites. Cada cierto tiempo, la joven hace acto de presencia en el Instagram de su mediática progenitora, compartiendo ahora Paz una fotografía en la que aparece tumbada junta a ella. En lo que parece ser una divertida tarde tomando el sol, la presentadora de ‘Sálvame’ ha querido acompañar la imagen con unas tiernas palabras dirigidas a su hija. “¡¡¡Qué orgullosa estoy de ella!!!”, señala. Un cumplido que Anna ha querido corresponder con un “te quieroooooooo❤️❤️❤️❤️”.

View this post on Instagram

Que orgullosa estoy de ella @annafpadilla !!!

A post shared by Paz Padilla (@paz_padilla) on

Y de ‘Orgullo’ va la cosa. Paz Padilla también ha querido hacerse eco en sus redes sociales de la conmemoración del 50 aniversario de los disturbios de Stonewall, germen de la celebración del primer Orgullo gay. “Con mi compañero Gustavo González. 50 aniversario por la reivindicación de la diversidad y de los derechos del colectivo LGTBI”, señala sobre una fotografía en la que aparece felizmente posando con la bandera arcoíris al fondo.

Después de pasar una temporada en Inglaterra para terminar la carrera de Economía, Anna, de 22 años, ha vuelto a España y ha hecho sus prácticas en el departamento financiero de Telecinco. Tal y como asegura su madre, con la que tiene una relación muy estrecha, es una joven con muchas cualidades. “Su talento es la naturalidad y la frescura”, indica la artista, pese a que confiesa que jamás podría ganarse la vida como actriz o cantante.

Por si esto fuera poco, Anna Ferrer comparte con su madre su faceta de empresaria. Tras apostar por el mundo de la restauración, con la apertura en 2017 de ‘Los tunantes de Villa’, el bar que regenta en Villaviciosa de Odón (Madrid), Paz Padilla decidió tantear el mundo del textil y abrir una tienda en Zahara de los Atunes junto a su hija, la cual bautizaron con el original nombre de ‘No ni ná’.

Publicidad - Sigue leyendo debajo