Ana Obregón desvela que ella también tuvo un tumor

La actriz ha hablado sobre este desconocido episodio sufrido en su infancia durante su entrevista en 'Lazos de sangre'.

Ana Obregón desvela que sufrió un tumor en su adolescencia
TVE

Ana Obregón ha hecho un repaso a su larga trayectoria vital en el último capítulo de ‘Lazos de Sangre’. Aparte de sus recordados trabajos en cine y televisión, la polifacética artista habló sobre sus comentadas relaciones amorosas y algunos de los varapalos que ha sufrido durante todos estos años. Sin duda, la enfermedad de su único hijo Álex Lequio, que la ha mantenido apartada del foco mediático durante el último año y medio, ha sido la peor experiencia que le ha tocado vivir, reconociendo que cuando le comunicaron que su hijo sufría un tumor se le cayó “el cielo encima”.

Ana Obregón desvela que sufrió un tumor en su adolescencia
TVE

“Mi derrumbe duró desde las 2 la mañana hasta las 8 que llegó mi madre… Y allí para adelante. Me propuse una misión: salvar a mi hijo”, señaló durante la entrevista. Lo que todavía desconocíamos es que Ana Obregón, durante la adolescencia, pasó por un momento similar al de su hijo. Cuando le preguntaron de dónde ha sacado la creatividad y la versatilidad de la que hace gala, desveló que padeció un tumor a los 13 años.

"Yo siempre era la que tenía más imaginación, pero eso [la creatividad] empieza a los trece años cuando yo me puse malita con un tumor", dijo, sin querer ahondar demasiado en el delicado asunto. Un duro momento que, debido a que “no podía ir al cole”, despertaron una enorme creatividad e imaginación en la artista. Sin poder salir de casa, Ana Obregón encontró en sus progenitores su mayor apoyo, siendo su madre, al igual que ella en los últimos meses, la que estuvo en todo momento pendiente de su recuperación.

Ana Obregón desvela que sufrió un tumor en su adolescencia
TVE

“Recuerdo especialmente seis meses muy duros. 90 días de hospital, sesiones de quimio de 10 horas, tres días seguidos… y yo sola. Y en una ciudad que es una locura”, dijo en relación al tratamiento que el joven Álex siguió en Nueva York. “Ahora que todo está bien puedo decir que he llorado más de felicidad ahora que de dolor cuando me dijeron lo que tenía […] Cuando te pasa algo así, no hay que hacer victimismo, ni drama sobre el drama. Es algo muy grave, pero tienes que pensar... ‘De aquí se sale, me cueste lo que me cueste’”, sentenció.

Publicidad - Sigue leyendo debajo