Arantxa Sánchez Vicario vuelve a verse las caras con Josep Santacana tras su primer varapalo judicial

La ex pareja se enfrenta, ahora, a un juicio por la custodia de sus hijos.

Arantxa Sánchez Vicario
Gtres

El juzgado de instrucción número 2 de Esplugues de Llobregat (Barcelona), donde el empresario presentó la demanda de divorcio, declaraba, el pasado 21 de marzo, la disolución del matrimonio entre Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana. Esta resolución ponía un punto y a parte a un año de guerra en los tribunales, pero no el final de su lucha... Arantxa perdió aquella primera batalla, ya que la tenista quería que la disolución de su matrimonio se realizara en Estados Unidos para evitar así que Santacana eludiera las responsabilidades pendientes que la pareja tiene con el Banco de Luxemburgo, y aunque ha recurrido, los meses más difíciles de Arantxa no han cesado.

Ahora, la ex pareja se enfrenta a un juicio por la custodia de sus hijos: Arantxa de 10 años y Leo de 7, además de resolverse si habrá colaboración económica del padre en el mantenimiento de los niños.

image
Gtres

Ramón Tamborero, abogado de Arantxa, ha explicado cómo está la situación: “Gracias a un acuerdo de intermediación entre los letrados hemos conseguido que se repartan las vacaciones de los niños. La semana pasada, Arantxa estuvo con sus hijos y con su madre en su casa de S'Agaró. La anterior semana estuvieron con su padre”. Sobre aspectos económicos, asegura que hace tres meses que Santacana no paga nada para la manutención de sus hijos, algo que el juzgado tendrá que valorar para comprobar su capacidad de contribuir económicamente en el cuidado de los pequeños, para lo que le han solicitado documentación sobre los activos financieros que presuntamente le gestionaba a Arantxa.

Por su parte, Santacana acusa a la tenista de impedir que los niños viajaran con él a España, un hecho que niega rotundamente el abogado de Arantxa: “No es cierto que Arantxa haya impedido hasta ahora que los niños viajasen. Lo que sucedió fue un problema burocrático con el pasaporte de uno de los niños”.

Arantxa Sánchez Vicario
Gtres

Una luz al final del túnel

Aunque no son los mejores momentos para la tenista, también hay buenas noticias. Ella misma ha contado, en una íntima entrevista para 'Quan s'apaguen els llums' de TV3, que se ha reconciliado, por fin, con sus hermanos, de quienes se alejó durante años por la mala relación que tenían con su marido. Es por eso que su separación de Santacana abrió las puertas a la reconciliación: "Les pedí perdón y lo aceptaron. Los necesitaba, especialmente a Emilio, que siempre ha estado a mi lado".

Publicidad - Sigue leyendo debajo