Inés Sainz comienza su nueva vida

Inés Sainz ha recibido la llamada de sus médicos y le han dado la mejor noticia posible.

Inés lleva camisa de Cortefiel, 49,99 €; falda de Charo Azcona, (c.p.v.); sandalias de Mascaró, (c.p.v.); bolso de Loewe, 299 €, y colgante de María Pombo para Agatha París, (c.p.v.).
Fernando Roi

Inés Sainz anunciaba a esta revista que padecía un cáncer de mama. Desde el principio, Sáinz se ha sentido con mucha fuerza y con ganas de superar este bache. Inés confesaba que no tenía antecedentes y que se enteró del resultado en una revisión normal. Los médicos le transmitieron la noticia durante este verano, y después de varias pruebas finalmente le confirmaron que era cáncer de mama. La periodista ha revelado que lo más importante para ella son sus amigos y su pequeño hijo, Mateo, que la apoyarán hasta el final del proceso.

La buena noticia saltaba a las redes con la publicación de Inés. La periodista se ha grabado entre lágrimas contando que no va a tener que recibir quimio. "Creo que es el segundo día mas feliz de mi vida. El primero cuando nació mi hijo y el segundo, hoy cuando me ha llamado mi adorada oncóloga me ha dado la mejor noticia que podía esperar! Me he puesto a saltar y gritar en la calle, que todos me miraban como si estuviera loca", escribía la periodista como título del video.

Día a día nos va mostrando su optimismo en redes sociales y ahora nos ha enseñado cómo afronta esta nueva vida, en la que se dará radioterapia y no quimio. Para celebrarlo ha pasado por 'chapa y pintura' y ha salido a dar un paseo que ha acabado con dos anécdotas muy divertidas: La primera, se le va a poner un culo que ni a la Kardashian porque se ha pateado más de 4 kilómetros. La segunda, en su paseo pisó una caca y ¡casi se abre la cabeza! Menos mal que no pasó nada y quizá hasta le traiga suerte.

"POR FAVOR TENÉIS QUE IR A GINE!!!!! Por las que no están, por las que llevan años luchando y por mi, que he tenido la grandísima suerte de librarme de casi todo!

VAMOOOOOOOOS!!!", terminaba diciendo Inés. Y es que podemos notar que la felicidad le sale por los poros de su piel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo