Gustavo González y María Lapiedra, de escapada romántica antes de la cuarentena

La pareja había planeado unos días de vacaciones en Fuerteventura para celebrar lo que se conoce ahora como “Babymoon”, pero dada la situación de España tuvo que quedarse en la Costa Brava, antes del confinamiento.

María Lapiedra, embarazada, y Gustavo González, en su última escapada romántica antes de la cuarentena
Jordi Martín
  • Tras la babyshower de Mia, ahora Gustavo González y María celebran una babymoon.
  • La pareja está preocupada por el parto debido al estado de alarma por el coronavirus.

    Les queda algo menos de un mes para tener a su pequeña Mia entre sus brazos. Por eso, Gustavo y María habían programado una escapadita romántica, lo que se conoce ahora como 'Babymoom'– a Fuerteventura antes de darle la bienvenida. Un viaje que se ha puesto de moda entre los futuros papás y que suponen sus últimos días en solitario ante el gran cambio de vida que es tener un hijo. Sin embargo, los planes de la pareja se vinieron abajo cuando empezó a propagarse el coronavirus por el mundo. De ahí que antes de que el Gobierno declarara el estado de alarma en España, el paparazzi y la actriz cancelaron su viaje a Canarias y decidieron marcharse, sólo dos días, a la Costa Brava, a escasos 70 kilómetros de su casa.

    Días de mimos y pasión

    Palamós, Calella y Begur fueron los destinos que la pareja recorrió. Sus bellas y tranquilas playas, y la poca gente debido a que fue entre semana, hicieron que la pareja viviera con especial pasión estos días. Paseos a la orilla del mar y descansos en la arena durante los cuales Gustavo colmó a sus “dos chicas” de besos y mimos.

    Gustavo González y María Lapiedra en su última escapada romántica antes de la cuarentena
    Jordi Martín

    Aunque no todo fue tan idílico; el viernes 13, un día antes de que Pedro Sánchez decretara el “aislamiento domiciliario”, la pareja tuvo que acudir al hospital, donde en breve María dará a luz. Unas contracciones les hicieron pensar que Mia llegaba antes de tiempo…

    Gustavo González y María Lapiedra en su última escapada romántica antes de la cuarentena
    Jordi Martín

    Afortunadamente el susto que quedó en una falsa alarma. Se trataba de las contracciones de Braxton Hicks, que suelen aparecer en el último mes de embarazo como ensayo para las futuras madres.

    Así que, más relajados, Gustavo y María volvieron a la casa que la actriz posee en Barcelona, donde viven el aislamiento con prudencia, responsabilidad y la tranquilidad que puede, dentro de las delicadas y preocupantes circunstancias que vive nuestro país.

    Gustavo González y María Lapiedra en su última escapada romántica antes de la cuarentena
    Jordi Martín

    Con las hijas de María en casa

    En ella pasan los días con las dos niñas que tuvo María con su ex marido, Mark Hamilton, Carlota y Martina, por las que la actriz siente verdadera debilidad. Pero eso no quita para que sea súper estricta y exigente en lo que respecta a su educación. De hecho, estos días, el salón de la vivienda se ha reconvertido en una especie de aula donde las dos niñas realizan los deberes que el colegio envía por email y que María lleva a rajatabla.

    Gustavo González y María Lapiedra en su última escapada romántica antes de la cuarentena
    Jordi Martín

    Además también hacen un montón de actividades que las ayudan a llevar mejor el no poder salir a la calle o ir al parque o a la playa. María y Gustavo juegan con ellas e incluso hacen que participen en las tareas domésticas. Pero lo que más les gusta hacer es cocinar recetas ricas y ayudar a ultimar los detalles de la habitación de su futura hermana.

    María Lapiedra y Gustavo González en su última escapada romántica antes de que nazca su hija
    Jordi Martín

    Gustavo está en contacto con sus hijos, preocupado por cómo llevan el aislamiento, y desde la distancia les aconseja. Pero la procesión va por dentro y la pareja vive intranquila especialmente con la posibilidad de que Gustavo no pueda asistir al parto y cortar el cordón umbilical, como tienen previsto. Los estrictos protocolos derivados de la propagación del coronavirus aconsejan el mínimo número de personas en los centros médicos, limitando incluso las visitas a una sola persona. Esperemos que para el momento del nacimiento la situación haya mejorado y la pareja pueda cumplir ese sueño.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo