Ana Obregón y Aless, mucho más que una madre y un hijo

La muerte del joven ha dejado a la famosa actriz desolada.

La muerte de un hijo es siempre el palo más duro que una madre puede recibir en su vida. Si además la muerte se lleva a una persona joven con toda una vida por delante, el dolor es todavía mayor.

Ana Obregón está viviendo el peor momento de su vida. El pasado miércoles 13 de mayo su único hijo, Aless, fruto de su relación con Alessandro Lequio, fallecía a consecuencia de un cáncer que se le diagnosticó hace tan solo dos años.

Diez Minutos publicaba las primeras imágenes de Aless entrando en un prestigioso hospital especializado en tratamientos contra esa enfermedad en Nueva York en compañía de sus padres. Desde el primer momento, Ana dejó todo para estar al lado de su hijo y no se ha separado de él hasta su muerte.

Ana y Aless fueron además de madre e hijo, amigos y cómplices. Tenían una relación muy estrecha y Aless era la luz de la vida de su madre.

Ella misma ha publicado una imagen de los dos juntos apenas unas horas tras la muerte de su hijo con las significativas palabras: "Se apagó mi vida".

Y es que el joven era el centro y motor de su vida desde el momento en que nació. Ana se dedicó en cuerpo y alma a que a su hijo no le faltara todo el amor del mundo. Pese a ser un niño que creció rodeado de fama, él siempre quiso tener su propia vida montando su propia empresa y colaborando con numerosas causas solidarias.

Repasamos su vida en el vídeo que hemos preparado. Play.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada