Alejandra Rubio disfruta de la Fase 1 comiendo con su padre

La hija de Terelu llevaba semanas sin verse con Alejandro.


    Madrid ha sido una de las últimas comunidades autónomas en disfrutar de la ansiada fase 1 del estado de alarma. Desde el lunes los madrileños ya pueden reencontrarse con varias personas a las que llevan semanas sin ver por el confinamiento establecido para frenar la pandemia del coronavirus.

    Las reuniones familiares o con amigos se han repetido durante todo el día y entre las personas que hemos visto disfrutar de alguien muy especial, ha sido a Alejandra Rubio.

    La hija de Terelu Campos llevaba semanas sin ver a su padre ya que ha pasado el confinamiento en casa junto a una buena amiga. Así, que el primer día en el que en Madrid se permitían las reuniones con un máximo de 10 personas, Alejandra ha querido estrenar esta nueva etapa con su padre.

    alejandra y alejandro rubio juntos en madrid en la fase 1
    Gtres

    Aprovechando las buenas temperaturas que se están produciendo en la capital española y que las terrazas ya tenían permiso para dar servicio a su clientela, padre e hija disfrutaron de una agradable comida en la que charlaron animadamente.

    Eso sí, lo han hecho en un establecimiento que tenía todas las medidas de seguridad para garantizar la salud de sus clientes. Alejandra y su padre acudían al restaurante en coche y protegidos con mascarillas.

    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Los dos tenían muchas ganas de verse y poder hablar cara a cara. Para ese día tan especial, Alejandra eligió un look muy de su estilo con camisa de manga desabrochada y top negros, mini vaquera con rotos y botas animal print. Además, a la joven le tocó cumplir años en pleno encierro y seguro que echó de menos celebrarlo con su padre.

    alejandra y alejandro rubio juntos en madrid en la fase 1
    Gtres

    A la salida del restaurante les pudimos ver muy pendientes de sus mascarillas, que volvieron a ponerse mientras iban hacia el coche una vez finalizada la comida.

    Alejandra confesó hace tan solo unos días que siente una gran culpa por haberse ido de casa justo cuando su madre volvió a tener cáncer.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada