Kiko Hernández vuelve a mostrar su apoyo a Rocío Carrasco visitando un lugar muy especial para ella

El colaborador de 'Sálvame' finaliza sus vacaciones mandando un bonito gesto a la presentadora.


    Tras las intensas semanas que le ha tocado vivir en el plató de ‘Sálvame’, Kiko Hernández está disfrutando de unas merecidas vacaciones. El colaborador, tras pasar unos días en París, donde quedó maravillado por los monumentos de la capital francesa y disfrutó de algunas de sus delicias gastronómicas, ha hecho de nuevo las maletas para poner rumbo a Punta Umbría (Huelva). El conocido rostro de Telecinco ha aprovechado su estancia en la costa andaluza para visitar un sitio muy especial para los seguidores de Rocío Jurado: la tumba de ‘la más grande’. Kiko Hernández se ha desplazado hasta el cementerio de Chipiona y ha hecho algunas fotografías al mausoleo dedicado a la mítica artista. “#summer #vacaciones #chipiona #lamasgrande #rociojurado #rociocarrasco”, comenta junto a tres corazones morados.

    Cabe recordar que Kiko Hernández, después de muchos años apoyando públicamente a Antonio David Flores, abrió los ojos al escuchar el duro testimonio de Rocío Carrasco en su docuserie. Tanto es así, que no ha dudado en reiteradas ocasiones en pedirle disculpas y defenderla de las posibles críticas.

    "Yo miraba a cámara y decía mala madre, que eres una mala madre, cómo no llamabas a tus hijos, cómo no levantas un teléfono, sinvergüenza... Yo después de ver la docuserie, tengo que decirte que yo sí te creo. Te quiero pedir de corazón y avergonzado", dijo Hernández, entre lágrimas, ante una la mirada atenta de Rocío Carrasco.

    El gran paso de Rocío Carrasco

    El cementerio de Chipiona es un lugar de peregrinación para los fans de Rocío Jurado que ha adquirido, gracias a la emisión de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’, una gran repercusión mediática. Cabe recordar que Rocío Carrasco, en el último episodio de su docuserie, visitaba, después de muchos años de ausencia, el cementerio en el que está enterrada su madre para rendirle pleitesía y dejarle un ramo de flores.

    Debido al dolor ante la pérdida y la consiguiente falta de ánimos, Carrasco llevaba largo tiempo sin visitar la tumba de su progenitora. Sin embargo, gracias a la liberación que ha supuesto desahogarse y contar su versión a través de la exitosa docuserie, la presentadora logró superar todos sus miedos y dar el paso de adentrarse en el camposanto gaditano.

    "Yo a mi madre siempre la siento cerca, pero lo que sí es verdad es que he dado un paso que era impensable", dijo en su día Rocío Carrasco, muy emocionada, ante Carlota Corredera. "Fue muy difícil volver a la tumba de mi madre. A mí no me hace falta volver al cementerio para estar con ella. Ella está siempre conmigo. Aunque lo pasé mal fue gratificante el hecho de estar ahí. Me sentí llena, con fuerza".

    rocío se derrumba en chipiona
    Gtres

    "Era algo que yo quería hacer. Yo se lo dije, yo quiero ir. Quiero empezar habiendo superado eso que hacía tanto que mi cabeza y mi estado no me permitía. Y fue muy duro, pero, a la vez, fue gratificante. Y me sentí, en un primer momento, como triste, pero luego me sentí amplia, llena. Más libre. Me sentí llena, con fuerza, dije, pues un pasito más que hemos dado. Miré su cara, le dije que la quería, le puse las flores y me fui porque no podía estar más tiempo", continuó rememorando.

    "Estaba bloqueada por todo lo que he contado durante toda esta docuserie, mi mente estaba solamente en eso, estaba paralizada y no tenía la suficiente fuerza como para enfrentarme a ir al cementerio. Yo la muerte de mi madre la tengo superada, pero ir al cementerio ha sido un momento muy muy duro al que no me podía enfrentar porque no tenía fuerzas. Lo he pasado mal, pero lo he hecho. Estoy contenta de haber ido", sentenció.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada