Mayte Zaldívar recuerda cómo fue su paso por la cárcel: "Fue una liberación"

La ex mujer de Julián Muñoz ha reconocido que su estancia en prisión le sirvió para poder aprender muchas cosas

mayte zaldivar
Telecinco

    Mayte Zaldívar se ha abierto en canal durante su docuserie 'Maldita la hora' para desvelar cómo vivió ella su detención y su estancia en prisión. La ex mujer de Julián Muñoz ha reconocido que para ella fue "una liberación" entrar en la cárcel, y es que después de todo lo que le había sucedido con el ex alcalde de Marbella e Isabel Pantoja, esto le sirvió para poder pensar y aprender. "Me cambió la cara y el rictus de amargura", ha indicado reconociendo que muchos al verle no le reconocían porque se le veía mucho más relajada.

    Pese a todo, ha reconocido que ella lo pasó muy mal dentro de la cárcel y es que no comprende cómo algunas personas pueden volver. Sin embargo, parece que poco a poco comenzó a remontar y empezó a tener una rutina. "Jugaba mucho al parchís, andábamos por el patio...", ha indicado desvelando algunas de las cosas que hacían durante su estancia en prisión.

    mayte zaldivar declaracion
    Telecinco

    Además de esto, Mayte Zaldívar decidió que tenía que hacer algo más y por eso decidió ayudar al profesor que había allí a dar clases. "Ayudaba al profesor a enseñar a la gente a leer y escribir. Aquello me llenó de orgullo", ha afirmado reconociendo que ni en prisión se libró de que algunas personas le preguntasen por Isabel Pantoja, alguien de lo quien ella prefería no hablar.

    Al que sí que se encontró durante ese tiempo fue a Julián Muñoz. "Cuando le vi yo no lo reconocía, era delgado delgado...horrible Me llevé un impacto impresionante. Al principio no le hacía ni caso cuando me saludaba. Unos de los días que vinieron mis hijas y me dijeron que estaba fatal ya... le saludé", ha reconocido.

    mayte zaldivar
    Telecinco

    Por otro lado, Mayte Zaldívar ha reconocido que lo que sí que recuerda con más dolor fue su detención, y es que ver a sus hijas allí mientras ella era esposada acabó rompiéndole por completo. "Cuando yo veo a mis hijas correr detrás del coche, me desvanecí dentro en ese momento", ha indicado confesando que no puede ver dichas imágenes porque para ella son muy duras.

    "La policía que iba conmigo sentada al lado empezó a reanimarme y a pedirme que me tranquilizase", ha asegurado. Además ha aprovechado para denunciar que "mi detención fue la más ruidosa, ninguna fue como la mía", ha afirmado.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada