El complicado diagnóstico de Maite Galdeano: "sé lo mala y lo enferma que estoy"

La madre de Sofía Suescun acudía de urgencia al hospital tras sufrir un fuerte dolor en el pecho. Así es su diagnóstico.

maite galdeano
Telecinco

    Maite Galdeano era la gran invitada del Viernes Deluxe de este 30 de septiembre. La ex Gran Hermana acudía de nuevo al programa de Telecinco, después de haber reaparecido en varias ocasiones a lo largo de este verano, para ser entrevistada. Allí habló de su ex novio Remi y su yerno, Kiko Jiménez, con quien acudió al plató. Nada que hiciera presagiar lo que ocurriría minutos más tarde y es que la madre de Sofía Suescun se encontró mal con dolores en el pecho y vómitos.

    Cabe recordar que Maite Galdeano cuenta con un problema de salud grave: padece cáncer. Por ello, cuando sus seguidores supieron de sus dolores la recomendaron rápidamente acudir al hospital, aunque ella sostenía que era algo muscular, tal y como aseguraba su hija a través de varias stories donde estuvo dando el minuto a minuto de la evolución de su madre. "Ella cree que es muscular, yo también lo creo. Las contracturas en esa zona son mortales, con calor y algún relajante se le irá quitando", aseguraba esa misma noche. Pero no ha sido así. Ya en casa, Maite Galdeano ha querido mantener informados a sus seguidores.

    Tras muchas horas con una vía intravenosa y sometiéndose a varias pruebas, la ex gran hermana regresaba a casa más tranquila. Se encuentra aún "flojita" y "sin fuerzas", pero intenta hacer una vida normal: "Estoy muy contenta de haber salido de esta porque la cabeza, que es lo más importante, empieza a darle vueltas al asunto…sé lo mala y lo enferma que estoy", contaba. "Para que mi madre vaya a urgencias es que está muy mal", decía su hija. La de Pamplona, consciente de lo que le pasa seguía hablando por sus 'stories': "Sí que es verdad que, por lo que tengo en la sangre, salió todo muy descompensado. Me dijeron que en dos semanitas lo más seguro es que haya que quitar otro medio litro de sangre, pero bueno, estoy acostumbrada. No saben si es propio de las enfermedades que yo tengo. Sobre todo, la más maldita, la de la sangre, que es un cáncer de sangre. Así, con todas las palabras. O un virus de gastroenteritis bastante virulento. En eso se ha quedado el tema. Pero bueno, paciencia. Por lo menos hoy no vomito y estoy estabilizada".

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada