Demi Lovato abandona el hospital para ingresar en un centro de rehabilitación

Tras pasar casi dos semanas en el hospital por una sobredosis, la cantante inicia su proceso de recuperación en una clínica privada. Demi Lovato fue dada de alta el pasado sábado y trasladada en avión a un centro especializada en adicciones.

La cantante Demi Lovato ingresa en una clínica de rehabilitación tras su última recaída en las drogas.
Instagram

Demi Lovato está dispuesta a coger de nuevo las riendas de su vida. La cantante, de tan solo 25 años, fue ingresada el pasado 24 de julio en el hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles después de que fuera hallada en su casa en estado inconsciente debido a una supuesta sobredosis de heroína. Tras pasar todo este tiempo en el hospital con fiebre y náuseas, su mejoría ha permitido que pueda ser trasladada a un centro de rehabilitación, el primer paso para poder salir del pozo sin fondo en el que se encuentra. Según el portal estadounidense TMZ, la cantante fue dada de alta el sábado y acto seguido viajó en avión privado a un centro de rehabilitación fuera de California.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Allí intentará pasar página con ayuda del equipo de expertos con el que cuenta la clínica, una de las importantes del país. La principal prioridad en estos momentos es la de apartar de la vida de la artista el círculo de amistades negativas que durante los últimos meses han favorecido su recaída. Aunque no existe un periodo mínimo de estancia en la clínica, se especula con la posibilidad de que esté ingresada durante los próximos 30 días, algo que afectará de lleno a la gira veraniega en la que estaba inmersa, 'Tell Me You Love Me World Tour'.

View this post on Instagram

Throwbackkkkk 📷: @angelokritikos

A post shared by Demi Lovato (@ddlovato) on

Pese a ello, en estos momentos lo más importante es conseguir que Lovato se aleje de las drogas, tal y como ella misma señala en el reciente comunicado que publicó a través de su cuenta de Instagram: “Ahora necesito tiempo para sanar y concentrarme en mi sobriedad y mi camino a la recuperación. El amor que todos me habéis mostrado nunca será olvidado y espero ansiosa el día en que pueda decir que salí del otro lado. Seguiré luchando", afirma.

En el escrito, también habla abiertamente sobre sus problemas con las drogas: "Siempre he sido transparente acerca de mi viaje con la adicción. Lo que he aprendido es que esta enfermedad no es algo que desaparece o se desvanece con el tiempo. Es algo que debo continuar superando y aún no he hecho”.

Esta recaída de la cantante se suma a otras tantas que ha tenido en el pasado. Demi ingresó por primera vez en un hospital en el año 2010 a causa de su adicción a las drogas y al alcohol. Tras varias visitas de urgencia a los centros médicos, la cantante se declaró "limpia" en 2012. Sin embargo, y tras seis años sin consumir ninguna sustancia, el mes de junio pasado volvió a las andadas y lo hizo público con su nueva canción, 'Sober'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Una adicción que, tal y como ha contado la misma cantante, le viene después de que le diagnosticaran bipolaridad, al igual que su padre. Además, la exchica Disney también tuvo que hacer frente en el pasado a un trastorno alimenticio. Durante su convalecencia, Lovato ha recibido el apoyo público de muchos compañeros de profesión como Jennifer Lopez, Luis Fonsi, Ariana Grande, Pablo Alborán o Lady Gaga, así como de dos de sus exnovios: el actor Wilmer Valderrama y el cantante Joe Jonas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo