Katie Holmes encuentra en su hija el mejor refugio tras su ruptura con Jamie Foxx

Los actores han puesto punto y final a su relación tras seis años juntos. Mientras que Jamie protagoniza un nuevo romance, Katie se centra en su hija.

Los rumores de ruptura entre Katie Holmes y Jamie Foxx se han sucedido en los últimos tiempos, hasta que ha llegado la prueba que confirma tales especulaciones. Tas salir el actor del bar 'Bootsy Bellows' de West Hollywood, en Los Ángeles, junto a la cantante Sela Vave, de 21 años, los medios estadounidenses 'People', 'Page Six' y 'E! News' se han hecho eco de la ruptura entre Jamie y Katie. Un punto y final en su relación que llega después de seis años juntos, concretamente en el mes de mayo, tal y como han confirmado amigos del intérprete.

Muy llamativo resulta conocer cómo se ha confirmado la noticia. 'Page Six', la columna del 'New York Post', ha dado a conocer la exclusiva tras escuchar un espía la relajada conversación de Katie con sus amigas mientras comían en el restaurante mexicano 'La Esquina'. A la pregunta de una de las amigas de la actriz sobre las fotos de su ex con Sela Vave, Holmes respondió: "Lo que Jamie haga con su vida es cosa suya, no estamos juntos desde hace meses". Unas palabras que zanjan todas las dudas creadas en torno a su separación.

Parecía que Katie había vuelto a encontrar el amor tras su ruptura con Tom Cruise, pues apenas un año después Jamie y Katie se dejaron ver bailando juntos en la fiesta de Apollo, una gala benéfica que tiene lugar en los Hamptons. Pese a que su relación se hacía cada vez más evidente, no fue hasta el cuarto año cuando confirmaron su relación. Una relación que siempre han llevado con discreción y que incluso el propio actor llegó a negar en múltiples ocasiones.

Ahora que ya no están juntos, ambos han encontrado un nuevo refugio para continuar con sus vidas. Mientras Foxx vuelve a tener quien le llene el corazón de la mano de la joven cantante, Holmes ha encontrado su mejor refugio en su hija, Suri Cruise. Por las calles de Nueva York se han mostrado felices mientras pasean junto a sus dos perritos. Sin duda, pasar tiempo con su hija logrará que la actriz desconecte de todas las habladurías que han surgido en torno a su ruptura y olvidar a Jamie para centrarse en su hija.

Publicidad - Sigue leyendo debajo