Bradley Cooper e Irina Shayk se reencuentran en Londres

El actor y la modelo, que se separaron el pasado verano, posaron, juntos y sonrientes, en una de las fiestas que se celebraron después de la entrega de los premios Bafta. ¿Le darán una nueva oportunidad a su amor?

  • El actor y la modelo, que confirmaron su ruptura el pasado junio, disfrutaron de la fiesta que una conocida revista organizó tras la entrega de los premios Bafta.
  • Aunque llegaron por separado, la ex pareja, que son padres de una niña, Lea de Seine, de dos años y medio, se mostró relajada y sonriente durante el evento.

    Bradley Cooper e Irina Shayk han vuelto a coincidir en público. El actor y la modelo, que salían juntos desde la primavera de 2015, decidieron tomar caminos separados el pasado verano tras unos meses de crisis en su relación. Al parecer, Bradley e Irina, que son padres de una niña, Lea de Seine que cumplirá tres años a finales de marzo, ya no eran felices juntos y decidieron romper tras más de cuatro años de relación.

    Irina, que se apoyó en su familia tras su ruptura con Bradley, se centró en su hija y en el trabajo para superar la ruptura y, el pasado 3 de febrero, sorprendió al volver a aparecer en público con el padre de su hija.

    This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Ocurrió el mismo día que se celebraban los premios Bafta, la noche más importante del cine británico y la modelo y el actor acudieron, por separado, a la fiesta que organizó la edición británica de la revista 'Vogue' tras los galardones. Aunque no llegaron juntos, luego no tuvieron problema en posar, juntos y sonrientes, en el interior de la celebración. Irina y Bradley se mostraron encantados junto a Edward Enniful, director de la revista.

    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.
    Irina Shayk en la fiesta del Vogue británico
    David M. BenettGetty Images

    Irina estaba espectacular con un vestido a medida de Burberry, compuesto por vestido de red con pedrería de cristal en forma de lágrimas bajo el que llevaba un body nude. Los cristales impidieron a la top rusa sentarse con facilidad porque se le clavaban.


    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo