Adiós al lipedema: despídete de la hinchazón en muslos y rodillas

Esta patología inflamatoria, crónica y hormonal afecta a los adipocitos. Estos se agrandan cada vez más engrosando las rodillas y los muslos dejando los tobillos finos en los primeros estadíos de la patología. Descubre cómo mejorar sus efectos.

Woman pinching body fat on leg, cropped
PhotoAlto/Jana HernetteGetty Images

El lipedema ha sido declarado por la Organización Mundial de la Salud como una patología a la que antes se solía llamar, simplemente, 'piernas gordas'. Tener los muslos gruesos en la adolescencia o con algo de desproporción con respecto al tronco se pensaba que se solucionaba con dieta pero, en realidad, no se corrige con ésta aunque tener unos hábitos alimentarios saludables ayuda a frenar su evolución.

El lipedema es una patología inflamatoria, crónica y hormonal, que afecta a los adipocitos. Estos se agrandan cada vez más engrosando las rodillas y los muslos dejando los tobillos finos en los primeros estadíos de la patología.

El lipedema afecta a las dos piernas por igual pero, en el 80 % de los casos, la pierna derecha está ligeramente más afectada. Esta patología tiene distintos grados, que van desde el 1 al 5. El grado 1 es el que comienza a notarse solo celulitis y ligero engrosamiento en cartucheras. El grado 2 ya se ve el tejido de los muslos con el 'síndrome deL edredón', es decir, el abullonado de la celulitis se hace muy visible y la grasa ya baja desde las caderas hasta la rodilla. El grado 3 ya comienza a formarse las deformidades que son las cartucheras desproporcionadas y puede comenzar a depositar grasa detrás de las rodillas. En el grado 4 la grasa baja a las pantorrillas y, el grado 5, ya es lipolinfedema donde la situación se complica con una importante retención de líquidos ya que la grasa acumulada en este caso complica el sistema linfático.

¿Qué se puede hacer?

young woman sitting on kitchen counter
Kathrin ZieglerGetty Images

Ya sabemos que la dieta no disminuye la acumulación de grasa pero una dieta saludable ayuda a que las toxinas no se acumulen y que el líquido no se retenga. Lo mismo ocurre con el ejercicio físico: es casi esencial en estos casos realizar algún ejercicio para que la situación no se complique. Con respecto a los tratamientos, para mí el más eficaz es el 'Velashape III' que es una plataforma que combina tres energías únicas en el mercado médico estético: el infrarrojo calienta la capa más externa de la piel, la radiofrecuencia consigue permeabilizar el adipocito alterando la membrana lipídica que recubre la célula grasa logrando que reduzca su tamaño al expulsar el contenido graso que contiene la célula y además hará un fuerte drenaje linfático para que los líquidos y la grasa liberada del adipocito se vaya con más facilidad. Lo bueno es que con este equipo solo necesitarás 3 sesiones cada 3 meses, es decir, 12 sesiones al año.

Si padeces de lipedema no te conformes, puedes ayudar a que tu organismo se sienta más sano con una buena alimentación, ejercicio físico y el Velashape III.

Cuca Miquel, coach de belleza
Cuca Miquel, coach de belleza

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Belleza