La rutina de masajes faciales que debes seguir para estar más joven

Tu rostro estará más firme con una sencilla rutina que puedes aplicarte tú misma y solo necesitas 10 minutos.

woman using jade roller on her face at home
Getty Images

Los rodillos de jade, cuarzo rosa, obsidiana o incluso de metal son unos instrumentos que puedes usar para rejuvenecer tu rostro desde casa. Elige el que más te guste porque lo beneficioso en realidad es el masaje que hagas en la piel y no tanto las propiedades de las piedras. En realidad, la piedra de jade que compras es más que probable que sea jade falso, creado químicamente.

Por eso, nos vamos a centrar en los movimientos de los rodillos de las piedras más que en las propiedades de las mismas.

face care massage set
Getty Images

Los masajes faciales son beneficiosos porque relajan los músculos del rostro, esos músculos que causan las arrugas de la piel cuando se pierde elasticidad de los tejidos, también favorece la oxigenación de la piel consiguiendo una mayor alimentación ya que los nutrientes son transportados por la sangre a todas las células, ayuda a drenar las toxinas que se acumulan debajo de los ojos, y mejora la ojera oscura.

Esos masajes permiten la penetración de los activos cosméticos. Por eso es importante que el masaje vaya acompañado de buenos cosméticos, porque si no son buenos, la penetración de los activos de la crema pueden no ser beneficiosos para ti.

Debes limpiar la piel con leche suave y cremosa, ponte una crema adecuada y no te olvides de poner crema en el rodillo, y comienza con movimientos que debes hacer con ligera presión.

Empieza en el escote, los movimientos deben ser largos desde el nacimiento del pecho hacia arriba y después movimientos horizontales de hombro a hombro.

En el cuello haz movimientos de abajo a arriba pero no te lo pases sobre el tiroides. solo en los cantos externos del cuello.

Para redensificar el mentón, debes hacerlos desde el centro de la barbilla hasta la oreja en ambos lados.

Para mejorar los pómulos debes hacer movimientos desde el surconasogeniano en oblicuo hacia la oreja, haciendo la forma de un palo de golf.

Para aliviar las bolsas los movimientos deben ser desde el lagrimal hacia el canto externo del ojo para después pagar por lo extremos hacia el cuello.

En la frente, haz movimientos hacia arriba desde las cejas hasta el nacimiento del cabello.

Puedes hacer esta rutina 3 veces en semana, dedícate 10 minutos y notarás que tu rostro se relaja, se destensa, gana tersura, firmeza y luminosidad.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo