Cynthia Klitbo graba ‘Hijas de la luna’: “Siempre estoy muerta de risa”

Feliz de reencontrarse con grandes amigos y compañeros en su nuevo proyecto, esta eterna villana confiesa que quien le inyecta la alegría es su hija Elisa, el amor de su vida y su fan número uno.

Después de treinta años sin dejar de trabajar y orgullosa de seguir activa en televisión, Cynthia Klitbo afronta un nuevo reto como Leonora en Hijas de la Luna, una villana en tono cómico que descubre las infidelidades de su esposo. La recordada Laura Castro de La Dueña sigue destacando por sus intensos papeles, que no pasan inadvertidos para el público.

¡Vaya sorpresa se lleva Leonora!

¡Imagínate! El señor que no podía tener hijos ha sido padre hace veinte años de cuatro niñas fuera del matrimonio. Ella está tan enamorada de su marido que no se lo puede creer.

¿Sufrir esa traición la hace mala?

Conozco las historias de infidelidad, pero en este caso ella no está amargada. Pasa por una crisis terrible porque después de pensar que tiene una relación perfecta y que su marido es un santo, se encuentra con esa mentira. Todo le sale mal.

Tú nunca pierdes la sonrisa…

Así soy yo. Siempre estoy muerta de la risa. Es más práctico estar sonriendo para tener armonía.

En esta telenovela, te has encontrado con muchos conocidos.

Sí. Omar Fierro es uno de mis mejores amigos. Con él estudié la carrera de actuación, donde también estaban Salma Hayek y el productor José Alberto Castro. También coincido con el hermano de Omar, Marco Uriel, con Alexis Ayala, Eugenia Cauduro –con la que hacía tiempo que no trabajaba– y Arcelia Ramírez, de quien soy fan.

Y a los más jóvenes, ¿les darías algún consejo?

Los veo y me recuerdan a mí cuando empezaba. Les diría que ser guapo no significa ser actor y que lo importante es que estudien mucho para hacer una buena carrera en este medio. Los actores improvisados se quedan en el camino.

Tú siempre has tenido trabajo.

Me siento muy afortunada porque desde que empecé me ofrecen papeles protagonistas.

Además por ti no pasan los años.

Yo no voy a envejecer con dignidad; voy a hacerlo sin ella.

Dejaste Las arpías por discrepancias con el productor Omar Suárez, ¿volverías a trabajar con él?

No. Para mí eso quedó atrás, aunque a veces nos atascamos en lo que nos enoja. Pero ahora estoy feliz en mi nuevo proyecto.

Se habló de problemas con compañeras. ¿Repetirías con ellas?

Sí, claro, ¿por qué no?

Tu hija y tú sois inseparables.

Elisa me acompaña a todas partes. Es mi fan número uno, le encanta lo que hago y creo que es un buen ejemplo que me vea siempre trabajando.

¿Quiere seguir tus pasos?

No le gusta la televisión. Algún productor nos ha propuesto que haga una prueba pero ella no quiere. Su pasión es dibujar y lo hace como una diosa. Quiere ser caricaturista y estudiar en Japón. Es una niña muy buena y consciente, que devora los libros.

Estás muy orgullosa de ella...

Es el amor de mi vida, lo mejor que me ha pasado. Creo que si ella no existiera yo no tendría tanta alegría. No necesito nada más en el mundo.

¿Cómo es vuestra relación?

No es la clásica de madre e hija. Elisa es tan cariñosa que me manda mensajes con canciones de amor; se ríe mucho conmigo y negociamos para llegar a acuerdos. Nos lo contamos todo y nos respetamos mucho: jamás le he llevado un novio a casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela