'Amar es para siempre', resumen semanal de los capítulos 2437 a 2441: Marchas y regresos

Qué ha pasado esta semana en 'Amar es para siempre': Catalina aceptó la beca para marcharse a Londres, mientras que Ciriaco se reencontró en el barrio con alguien especial y Medina sopesaba su futuro en el barrio. 16.30 h. Del lunes 22 al viernes 26 de agosto.

amar es para siempre catalina

    En Amar es para siempre, Ciriaco le pidió a Pelayo tiempo; necesitaba pensar cómo les iba a contar a sus padres la verdad sobre su repentina huida de Mánchester. Mientras tanto, Cristina consiguió de forma ilegal fotografiar las garrafas de aceite de colza escondidas y, en contra del criterio de Quintero y de Rubén, estaba dispuesta a usar esa prueba para acabar con Raelcor.

    Penélope e Ismael declararon en el juicio contra Santiago y dieron por finalizada la parte más oscura de su historia en común. Minutos más tarde, Ismael esperaba con angustia la salida de Diego de Carabanchel. A pesar de las palabras esperanzadoras de su amada, el encargado del King´s presentía que su hijo iba a seguir rechazándole, como así sucedió. Sin embargo, Penélope intercedió para que Diego perdonase a su padre.

    Medina creyó que debía empezar de cero y estaba decidido a marcharse de Madrid y buscar su futuro en otra ciudad lo más lejos de Sonia, como vimos en el último capítulo de Amar es para siempre. Entretanto, Cristina tomó una decisión respecto a las fotos de la nave de Móstoles… con fatales consecuencias. La abogada era consciente de que su incursión en la fábrica fue un error, sobre todo, cuando se dio cuenta de que había podido suponer el fin de su relación con Rubén.

    Carballo logró dar con el paradero de Candela. Después, informó a Fran y a su familia de que la mujer estaba viva. Enseguida fueron conscientes de que debían andar con cuidado para no levantar las sospechas de Uriarte porque, de hacerlo, las represalias del empresario podrían ser letales.

    Catalina decidió aceptar la beca y marcharse a Londres

    Animada por su hermano, Catalina decidió aceptar la beca en Londres, al mismo tiempo que a la Plaza de los Frutos, llegaba Ana María donde se reencontró con Ciriaco, ese muchacho de la ciudad que le robó el corazón en las fiestas de Valdemorillo. Además, la crisis en Garlo se recrudeció y Uriarte ordenó reprimir con dureza una protesta, ajeno a que Carballo seguía tratando de acercarse a Candela.

    Conscientes de que debía hacer algo para frenar los desmanes de pérfido empresario, Carmen optó por recurrir a los trucos de su gran enemigo, a quien piensa pagar con la misma moneda. Cuando ya lo habían dado por inviable, los Gómez recibieron la noticia de la marcha de Catalina. Como no podía ser de otra manera, los asturianos se volcaron en ayudar a Cata a cumplir su sueño.

    La joven se despidió de la Plaza de los Frutos rumbo a su nueva vida en Londres. Paralelamente, Fran consiguió el perdón de Paloma quien seguía enfadada con Coral. Esta última seguía refugiándose en la bebida para sobrellevar el dolor de la distancia.

    Sebas presionó a Fulgen y logró dar con la clave que Cristina necesitaba para que la policía encontrase el aceite adulterado. A su vez, con la intención de que cambiase su actitud hacia Ismael, Penélope desveló a Diego que va a tener un hermano.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo