La decisión de Sara; ‘Servir y proteger’

La mujer medita si debe aceptar una oferta laboral para cantar en un crucero. La1. Del 27 al 30 de abril. 16.30h

servir y proteger
Pipo Fernández

QUÉ HA PASADO

• Miralles sigue investigando el fallecimiento de Leopoldo.

• Meche encuentra una prueba importante contra Mario.

• Mateo le cuenta a Bremón sus problemas con su mujer

Publicidad - Sigue leyendo debajo
servir y proteger
Pipo Fernández

Verónica está feliz desde que tomó la decisión de coger las riendas de su vida. Esa misma noche, se cita con Toni para pasar un rato a solas y el joven agente confiesa a su amante que, ahora que se acerca el momento de hacer pública su relación, teme las consecuencias: “No sabemos cómo reaccionará la gente, será un gran impacto para nuestros amigos y quizá no lo acepten bien”.

servir y proteger
Pipo Fernández

La mujer se enfada por la actitud de su amado y se marcha de la estancia sin dirigirle la palabra. Cuando llega a su casa, Mateo la recibe con una sorpresa.

servir y proteger
Pipo Fernández

En un intento de volver a conquistarla, ha preparado un viaje romántico para los dos, pero ella no reacciona como él esperaba.

servir y proteger
Pipo Fernández

Al día siguiente, en Distrito Sur, Sara se arregla para ir a trabajar, sin sospechar la noticia que recibirá durante la jornada. Horas más tarde, un empresario le propone que acepte ser la nueva cantante de sus cruceros.

servir y proteger
Pipo Fernández

La artista duda, pues es una oferta labora realmente buena y siempre soñó con vivir de su música. Sin embargo, tras mucho pensarlo, decide quedarse en el barrio. Mientras tanto, Rojo intenta convencer a Miguel de que vuelva a emplearse como su matón.

Servir y proteger
Pipo Fernández

Por la noche, Karim pide otra vez a Lara que salga con él, pero la policía lo rechaza. Finalmente, termina confesándole que no es partidaria de mezclar lo profesional con lo personal y que quiere que se mantengan lejos: “No me parece buena idea enredarme con un compañero , espero que lo entiendas y respetes mi decisión”.

servir y proteger
Pipo Fernández

Ajena a los líos amorosos de su subordinada, Miralles desconecta de una larga tarde en comisaría en La Parra con Antonio. Su conversación es interrumpida por Lucía, la viuda de Leopoldo, que les agradece que hayan demostrado su inocencia en la muerte del anciano. “Sin vuestra ayuda habrían terminado culpándome”, asegura ella. “Es nuestro deber, responde Claudia.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo