Tamara Falcó agradece que le abrieran los ojos con respecto a Íñigo Onieva

Este jueves 29 de septiembre, la marquesa se sentaba en 'El Hormiguero' muy orgullosa sobre la decisión que ha tomado.

tamara falcó
Gtres

    Las primeras declaraciones de Tamara Falcó nada más conocerse su ruptura con Íñigo Onieva fueron concisas pero a la vez muy claras sobre el tema en cuestión. Este jueves 29 de septiembre, la marquesa de Griñón reaparecía de nuevo en 'El Hormiguero' y se la ha podido ver mucho más fuerte que la primera vez. Incluso se podría decir que Tamara ha bromeado mucho sobre su situación.

    Nada más empezar a hablar, la marquesa se ha querido acordar de su sobrino Miguel: "Quiero hablar de mi ahijado Miguel. Hoy le he explicado que venía a trabajar. Está al tanto de todo… Dijo algo así como que King Kong iba a aplastar a alguien", y es que el pequeño parece que "mata" por su tía. "La semana pasada estabas pletórica y feliz y luego fuiste a una fiesta… y ha pasado todo. Cuéntanos que fue", le preguntaba Pablo Motos para exprimir muchos más detalles sobre las fatídicas horas que pasó Tamara. "Al parecer por grupos de WhatsApp empieza a rular un video. Yo no lo vi hasta el día siguiente porque estaba en una nube. Cuando vi el vídeo y las fotos me empecé a preocupar", continuaba.

    tamara falcó
    Antena 3

    En todo momento, el empresario le decía a Tamara que se olvidara del tema porque eran unas imágenes de otro año y eso hizo, pero las horas pasaban y más información salía. Tanto es así que la propia Isabel Preysler llamó a su hija para advertirla de todo lo que estaba sucediendo: "Mi madre dijo: ‘Tenéis que decir algo’. Y a mí me dijo: ‘Tú no digas nada’, se refería Tamara a cuando asistieron a la boda. Nada más salir del enlace, la marquesa volvió a llamar a su madre para dejarla más tranquila: "Mamá, ya lo hemos dicho todo. Y ella me dijo: ‘Hay más vídeos’. Mi madre estaba preocupada. Le dije: 'mami, esto si no es de 2019 va a salir. Es cuestión de esperar. No te preocupes que si sale, voy a tomar la decisión correcta. Luego empezó a cambiar la historia. Le dije la famosa frase del nanosegundo. ¡Y encima no sé lo que es un metaverso!", continuaba narrando la colaboradora con un toque de humor.

    "Tuve que retratar a una persona con la que sabía que no me iba a casar. Es una mentira y una decepción. Y una mentira sobre una mentira. Fue muy complicado. Al final la divina providencia tenía un plan. Me acordé de mi familia, de los divorcios… Es algo que he pensado yo. La relación tenía que ser basada en la confianza. Puedes ir al mismísimo infierno y no hacer nada malo (...) esto es como un espejo al que le has dado martillazo". Sus compañeros la escuchaban muy atentos y ella aprovechaba, una vez más, para agradecer todas las muestras de cariño: "Hay muchísimo más de lo que yo no tenía ni idea. Gracias a mis amigos por haberme hecho ver con quién me iba a casar, porque me he librado.. Esto es un engaño".

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Tamara Falcó