‘Altered Carbon’: ¿Y si pudieras vivir para siempre?

Joel Kinnaman (‘The Killing’) interpreta a Takeshi Kovaks, un soldado congelado durante 500 años que ‘resucita’ para investigar un crimen, en esta serie basada en la novela de Richard K. Morgan.

image
Altered Carbon

Año 2348. La humanidad está dividida entre quienes pueden vivir eternamente gracias a que pueden pagar sus ‘repuestos’ físicos, y los esclavos que los encarnan. Estos cuerpos congelados en líquido vital son llamados mangas. En la ciudad de Bay City, antigua San Francisco, el soldado Takeshi Kovacs (Joel Kinnaman) es ‘resucitado’ por orden del millonario Laurens Bancroft (James Purefoy), que no cree su propio suicidio a los 265 años. El militar acepta una nueva vida en un mundo hostil.
Basada en Carbono alterado, la primera novela del prestigioso Richard K. Morgan, ganador del premio Philip K. Dick en 2003, la serie de Netflix que se estrena mundialmente el viernes 2 es una nueva apuesta del canal por la ciencia ficción tras Sense 8 y el éxito del filme de Will Smith Bright, que acaba de confirmar una segunda parte.

Con una primera temporada de diez episodios y un presupuesto no confirmado de entre seis y siete millones de dólares por capítulo, solo algo inferior a cada entrega de The Crown, Altered Carbon quiere ser la producción del momento, como antes lo fueron Stranger Things, Black Mirror o Juego de tronos. Para asegurarlo, Netflix contrató para su piloto a Miguel Sapochnik, el hombre tras la cámara de La batalla de los bastardos de la serie protagonizada por Kit Harrington (Jon Nieve).
La maquinaria publicitaria de la compañía ya está a pleno rendimiento, sorteando las comparaciones con los dos Blade Runner.

“Claro que hay puntos en común, porque el propio escritor Richard K. Morgan era admirador del universo de Philip K. Dick, pero creo que no hay nada como esta serie”, señala su protagonista, Joel Kinnaman, que se incorporó a la grabación nada más concluir su participación en otra ficción estrella de Netflix, House of Cards. “Altered Carbon es una superproducción de 10 horas pero no es apta para menores, y lo digo con conocimiento de causa: además de los muchos minutos de sangre y sexo, pasé los primeros tres días de grabación totalmente desnudo en la secuencia de la salida de mi manga”.

Su estreno es el último tramo de un proceso que ha durado 15 años, desde que los productores Brad Fischer (Zodiac), Laeta Kalogridis (Avatar) y James Vanderbilt (The Amazing Spider-Man)compraran los derechos de la novela para venderlos a Joel Silver (Matrix), que no vio rentable el proyecto y lo dejó correr. Hasta hace dos años, cuando Laeta Kalogridis, ahora en Netflix, decidió convertir la historia en la gran apuesta de su compañía.

EN ‘THE KILLING’
Joel Kinnaman ganó experiencia como detective en esta serie policiaca al lado de Mireille Enos y, en ciencia ficción, en Robocop.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV