Iñaki Gabilondo analiza el futuro en 'Cuando yo no esté' de Movistar

Vuelve Iñaki, cada jueves, a las 22 horas, a partir del 25 de abril con 'Cuando yo no esté. El mundo dentro de 25 años'. En el programa de Movistar, el periodista se convierte en enviado especial al futuro.

Iñaki Gabilondo en 'Cuando yo no esté. El mundo dentro de 25 años'

Vuelve Iñaki, cada jueves, a las 22 horas, a partir del 25 de abril con “Cuando yo no esté. El mundo dentro de 25 años”, el programa de Movistar y la productora LaCaña Brothers, donde el periodista se convierte en enviado especial al futuro. A ese futuro en el que la generación de los millenials protagonizará los grandes cambios que están por llegar durante este siglo. El programa cuenta además con jóvenes científicos y plantea más cambios que el propio Gabilondo nos explica.

Son emprendedores, tolerantes y comparten un universo globalizado por las redes sociales. En 2025sumarán el 70% de la masa laboral, y con sus ideas innovadoras crearán naciones digitales, convertirán los bosques en las centrales eléctricas del futuro y acortarán tanto las distancias físicas que harán desaparecer las barreras culturales. A esos jóvenes quiere llegar el periodista vasco y con ellos cuenta en esta ocasión en forma de youtubers y desde el mismo plató, como público.

Esta cuarta temporada cambias de formato y de plató.

España va a tener que hacer un cambiazo tremendo en los próximos años; por eso esta temporada del programa vamos a hacerlo con españoles jóvenes, científicos y profesionales en Ciencias Humanas, entre veintitantos y treinta y tantos años. En lugar de entrevistas largas, tendremos más y más cortas, que hacen el programa más ligero, más fresco. Y de vez en cuando, según qué tema tratemos, introducimos también referencias a entrevistas pasadas que he hecho (por ejemplo la que hice a Julián Assange en la embajada de Ecuador cuando hablamos de internet).Tendremos además público joven en el plató y contaremos hasta con música. Si antes viajábamos para hablar con un experto determinado, ahora el programa tendrá un carácter argumental. Y además, en cada programa introducimos un par de youtubers.

Upfront Movistar Blue Carpet in Madrid
NurPhotoGetty Images

¿Para llegar al público joven?

He de confesar que hasta ahora creía que los youtubers eran unos frikis que no tenían nada que ver con el mundo científico. Pero me he dado cuenta que el youtuber, igual que internet, es todo un universo. Igual puedes fabricarte una ametralladora que puedes visitar la Biblioteca de Alejandría.Además, en youtube hay una cantidad enorme de científicos españoles, biólogos moleculares, físicos, jóvenes, que tienen abiertas sus propias páginas para la difusión de ideas. Y para llegar a ellos tendremos un enviado especial que se llama Javier Santolalla y es Físico de partículas y tiene tres páginas distintas en Youtube, que suman casi un millón de seguidores. Él será el que contacte con otros profesionales del tema que toquemos ese día.

En un mundo en el que la edad no sea socia con sabiduría sino con decrepitud, ¿Cómo se te ha ocurrido a ti, que tienes 76 años, llegar al mundo de los jóvenes?

Porque hace dos años no podía entender que mirásemos a otro sitio con la que estaba liada en el mundo. Todo está cambiando a una velocidad tremenda, todos los artilugios, técnicas que tenemos que aprender y otras que vienen a continuación y apenas nos enteramos. Y entonces me planteé si nos estamos preparando para el mundo que viene, tanto en términos de educación como de curiosidad sobre qué asoma por ahí cuando está cambiando la genética, la biofísica, la medicina…Y tuve la inmensa suerte de poder hacer este programa cuando los colegas de mi edad ya están jubilados y de repente me encontré con esos jóvenes que tienen las mismas inquietudes que sigo teniendo yo y en los que nadie pone el foco de atención.

FesTVal 2016 - Closing Day
Carlos R. AlvarezGetty Images

¿Crees que para llegar a ellos tienes que utilizar un lenguaje con expresiones inclusivas de género como hacen algunos partidos políticos, o con términos como “superpower”, “pedazo de acto” etc, que usa Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona?

A estas alturas de la vida yo no voy a falsificarme. Sé lo que sé hacer y lo que no sé hacer y te aseguro que soy un actor pésimo. Además de que no tengo la más mínima intención de ser distinto a como soy. Intentar dar una versión diferente de mí mismo sería sencillamente ridículo. Soy una persona mayor que se acerca a un universo con intención de escuchar, de conocer, de aprender y de no perderme el “meneo” que está porvenir. Más que disfrazarme de juvenil, prefiero rodearme de jóvenes, como Javier Santolalla.

¿Quién debería escuchar a quién para hablar del futuro, los jóvenes a los mayores o los mayores a los jóvenes?

Hay dos pecados capitales: los mayores que creen que con su despedida del mundo, el mundo se acaba y los jóvenes que se creen que, con su llegada al mundo, el mundo comienza. Y no es así. Hay que escuchar a las personas mayores que hacen un esfuerzo por adaptarse a los cambios y están incluso fascinadas por esos cambios porque ellos dan una perspectiva a la silueta de la vida, saber de dónde se viene para saber a dónde se va. Y viceversa.

¿Qué temas tocarás en el programa?

El primer día, que se emitirá el jueves 25 de abril, lo dedicamos al tema de la inmortalidad, en el que intervienen tres personas, de las cuales dos son mujeres, que hablan de hasta dónde vamos a poder prolongar la vida, hasta dónde va a ser posible rejuvenecer células... Visitamos también el hospital Gregorio Marañón, donde se están revitalizando corazones…El segundo programa hablaremos del futuro de internet. El tercero hablaremos del futuro de la alimentación y nuestros tres invitados son mujeres y el cuarto habla del futuro de la educación. No destaco que haya muchas mujeres en nuestro programa como tema inclusivo de la mujer sino porque las mujeres ya están allí, en el mundo de la ciencia. Casi todos los temas nos llevarán a un doble territorio técnico-ético, pero ninguno, si pensamos en el futuro, nos da una respuesta certera.

¿Cuántos episodios tendrá esta nueva temporada?

Nueve. Emitimos cuatro en este trimestre y después del verano irán los otros cinco. Estamos barajando distintos temas como el del agua. El Papa ya dijo hace tiempo que la tercera guerra mundial será por el agua potable, un bien escaso e imprescindible para la vida. Hay una guerra desatada por el control de los manantiales y por eso es un tema muy importante. Otro que veo es el futuro de las religiones. No desde el punto de vista teológico o doctrinal sino analizando cómo está retrocediendo el catolicismo en Europa y cómo avanza el islamismo, qué papel juega el hinduismo, el auge de las religiones evangelistas…qué papel va a jugar la religión en el futuro…También tenemos mucho interés en ver todo lo relativo a la inteligencia artificial desde el punto de vista del ser humano. Ya hay izibor en el mundo y yo dentro de poco puedo tener tu riñón, tus ojos, tus piernas, una placa en el cerebro, una cosa en el corazón…y surge la pregunta de ¿cuándo deja de ser humano un ser humano?

Inaki Gabilondo Portrait Session
Juan Naharro GimenezGetty Images

¿Son reflexiones sobre cómo seremos en el futuro más que realidades?

Así es. Estamos viviendo la era de los grandes cambios en todo. Seguramente dentro de unos años no habrá coches en las ciudades y va a cambiar la fisonomía de todo lo que nos rodea. Y con esos cambios, cambian las costumbres y las reacciones humanas, hasta las patologías. Será un cambio disruptivo, muy rápido. Pero todos los profesionales con los que hemos hablado nos dicen que lo que vaya a pasar no está condicionado por las novedades científicas sino por el uso que haga la gente de esas novedades. La respuesta jurídica, ética, política, social que se le dé a eso. Lo mismo que pasa ahora en internet, que es un espacio para la libertad y al mismo tiempo, un espacio para el control de esa misma libertad. ¿Hasta dónde va a llegar? O ¿qué va a ocurrir con los alimentos transgénicos? Pues lo que la sociedad decida al respecto. No podemos avanzar lo que sucederá en el futuro ni plantear un debate sobre el tema (que no es la misión de este programa), pero sí ponemos de relieve la gran cantidad de interrogantes y de debates que hay que plantearse en casi todos los ámbitos.

Hace un tiempo te hemos visto en otro programa echar la vista atrás y ahora te vemos mirando hacia el futuro. ¿Eres un nostálgico o el futuro se presenta más interesante?

Te voy a dar un consejo de persona mayor: se vive en tres dimensiones. Hay que vivir el tiempo presente, hay que saber recordar y hay que saber soñar. El problema se produce cuando te pasas la vida recordando, sin vivir el tiempo presente o sin soñar, o te pasas la vida soñando, sin vivir el presente ni recordando. Vivir es vivir el tiempo real, con toda lucidez, saber recordar para saber de dónde vienes y dónde te sitúas y además poder soñar. A mí me gusta estar vivo.

¿Eres optimista con el futuro?

La palabra optimista o pesimista me parece muy norteamericana, muy de Hollywood. Yo soy esperanzado, tengo la voluntad de la esperanza, un término más mediterráneo. Tengo la sensación de que los pronósticos catastrofistas son evidentes, la historia está llena de pronósticos que fallaron y las salidas que los seres humanos encuentran son sorprendentes. Bien es verdad que en ocasiones se naufraga. Tenemos encima de la mesa problemas suficientes para reventar el mundo y también elementos suficientes para no hacerlo. Yo, en principio, me apunto a la esperanza.

Iñaki Gabilondo en Movistar

¿Te atreves a decirnos cómo ves políticamente hablando la España de los 40?

Será la que decidamos entre todos. Tenemos todos los mimbres para construir un gran país y también para destruirlo. El futuro no está escrito, lo que pasa en el presente es lo que está pasando. Los seres humanos tejemos nuestro futuro con lo que hacemos, lo que no hacemos y lo que permitimos que se haga. Debemos tener gran precaución con los riesgos que tenemos al acercarnos a zonas minadas y también enormes potencialidades para tirar adelante. Mi teoría siempre ha sido que cuando España tiene un proyecto, es un país imbatible. La clave es dar con quién nos presente ese proyecto que nos lleve a un acuerdo para cambiar el país a diez años vista, que nos prepare ante los nuevos retos.

En temporadas anteriores se echaban en falta las mujeres…

Sí, hubo quién nos lo reprochó, pero sacamos más hombres porque en ediciones anteriores buscábamos a los punteros en cada tema y la historia hasta el momento ha dado más oportunidades a los hombres en puestos punteros (hablamos con Nicolás Negroponte sobre el cerebro y la física cuántica, Norman Foster sobre arquitectura, Yuval Noah Hariri sobre la evolución del Homo sapiens...) Ahora, cuando hablamos de un tema concreto, salen un montón de mujeres con puestos de responsabilidad interesadas en ese tema.

Ondas Awards 2012 - Press Conference
Miquel BenitezGetty Images

¿Te preocupan las “fake news” y que en el mundo de la información haya cada vez más desinformación?

En el programa no vamos a abordar este tema como tal porque es semanal y no podemos abarcar todo, pero sí se tocarán las noticias falsas en alguno de los temas que tratemos. Seguro que algún especialista habla de cómo influyen en su especialidad y de los intereses ocultos que hay detrás de esas noticias.

¿El desarrollo de la ciencia es parejo al desarrollo ético del ser humano?

En genética, robótica, astrofísica, en la inteligencia artificial se están produciendo novedades que vana poner patas arriba todo lo que conocemos y van a cambiar el mundo por completo. La ciencia avanza a gran velocidad, trayéndonos respuestas y soluciones a casi todos los problemas que tenemos, pero en paralelo, no está avanzando a la misma velocidad la capacidad que tiene la sociedad para abordar los problemas sociales de relación entre personas, de justicia, de política. Es curioso que estemos cerca de resolver muchos problemas de salud o problemas alimenticios, pero en paralelo, como si estuviéramos en el Neandertal, nos matamos por lo mismo, cometemos las mismas injusticias, las mismas barbaridades…En ese terreno es donde debemos avanzar y el que más riesgos nos depara.

¿Qué importancia le das al cambio climático?

Total. Los cambios relacionados con la naturaleza son la base para que podamos vivir en este planeta que llamamos Tierra. La gente está más preocupada de a dónde nos llevará la inteligencia artificial de que un día estallemos por los aires por todos los conflictos bélicos que tenemos en el mundo. Todo merece atención, pero debemos repartir la atención con cuidado.Inquietémonos con los temas que la ciencia puede llevarnos a situaciones preocupantes porque la inteligencia artificial puede volverse contra el hombre en un momento determinado y eso hay que manejarlo con cuidado, pero proyectar ahí todos los temores del futuro es una ingenuidad porque mientras tanto nos podemos ir a pique como consecuencia de otras acciones que no dependen de la ciencia sino en las relaciones sociales y humanas, donde se avanza poco.

¿Qué otros temas además de la ciencia te interesan?

La gastronomía, la música, el arte, la decoración, la pintura... ¡todo!

Tú afirmas: "Lo importante es nodejar nunca de hacer preguntas. No perder nunca la benditacuriosidad". ¿Así eras ya de jovencito?

Siempre he sido curioso, pero además he tenido la suerte de tener salud, aunque he tenido problemas serios a lo largo de mi vida. Si tienes salud, estás bien físicamente y sabes que no te queda tanto y encima te permiten dar rienda suelta ala curiosidad cósmica, holística, integral, que he tenido toda la vida, pues resulta este programa con el que soy feliz.

¿Cuál es la clave para que estés tan bien a los 76 años?

El equilibrio. A mí me gusta hacer deporte, pero no convertirme en runner, me gusta comer pero no me paso la vida comiendo, me gusta beber pero no me paso bebiendo. Todo tiene su justa medida, su equilibrio y eso es lo que practico desde hace años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV