'Big Little Lies': Meryl Street sacará todos los secretos a la luz en HBO

Meryl Streep se incorpora a la segunda temporada de la premiada serie que se estrena el lunes 10 en HBO. En su primer papel televisivo en más de 40 años, es la suegra de Nicole Kidman, ávida por resolver la muerte de su hijo, Alexander Skarsgård.

Meryl Street se incorpora a la segunda temporada de Big Little lies

"Mi hijo está muerto. Quiero saber qué pasó aquella noche, pero no creo que vayas a decírmelo”. Mary Louis Wright (Meryl Streep), la madre de Perry (Alexander Skarsgård), llega a Monterrey, California, dispuesta a sonsacar toda clase de detalles a su nuera Celeste (Nicole Kidman) y a sus cuatro amigas en la segunda temporada de Big Little Lies, que HBO estrena el lunes 10.

Sutil e inquietante como solo puede ser ella, la señora Wright es el primer papel de relevancia que la actriz más valorada del mundo hace en televisión, cuatro décadas después de su debut en la serie Holocausto (1978), con el estremecedor personaje de Inga Weiss, que le valió su primer Emmy.

La sorprendió a ella misma ya que el medio no entraba en sus planes y lo había aceptado solo para afrontar el tratamiento del cáncer de pulmón que padecía su pareja, el actor John Cazale (El padrino). Ese mismo año, Meryl volvía a emocionar en El cazador, junto a Robert de Niro y Cazale, y a las órdenes de Michael Cimino, un drama sobre Vietnam que inauguró su lista de 21 candidaturas al Oscar.

Los secretos de Big Little Lies en la temporada 2

La actriz más nominada de la historia

Como en los Globos de Oro –ha sido 30 veces candidata y tiene ocho–, es la más nominada de la historia. Tres veces lo ha ganado, dos como Actriz Principal por La decisión de Sophie (1982) y La dama de Hierro (2011) y otra como Secundaria por Kramer contra Kramer (1979). Las mismas que el Emmy, también por Angels in America, de Mike Nichols (El graduado), la tvmovie más vista de 2003, y por su emocionante narración de los cinco directores de Hollywood que se alistaron en la Segunda Guerra Mundial en el documental Five Came Back, de 2017.

El escultor Don Gummer, en cuyo estudio neoyorquino Meryl se había instalado durante su ausencia en 1978, se convirtió en su marido y padre de sus cuatro hijos: Henry, músico; Mamie (True Detecitve); Grace (Mr. Robot); y Louisa, modelo.

Desde 1994 su voz –tiene un talento especial para imitar acentos y tonos, además de una gran destreza musical– es la de Jessica Lovejoy, hija del Reverendo y la primera novia de Bart en Los Simpson. Acepté ese trabajo para impresionar a mis hijos. Y me ha dado más credibilidad en casa que ningún otro”, decía.

Hbo estrena Big Little Lies el 10 de junio

A destapar los secretos en Monterrey

En su espectacular regreso a la pequeña pantalla –ya hay quien dice que será nominada por quinta vez a los Emmy–, la vemos como una madre destrozada por la repentina muerte de su único hijo, Perry, sin saber que era maltratador de su esposa Celeste y violador de su amiga Jane (Shailene Woodley). Mary Louise –casualmente el nombre auténtico de la actriz– se instala en casa de la viuda y sus gemelos para observar todo.

Su llegada altera la vida de las Cinco de Monterrey –como se conoce a las ‘pequeñas mentirosas’ tras la trágica fiesta escolar que cerró la primera temporada–. Pese al hermetismo que rodea esta segunda, desde el primer capítulo resulta evidente que su amabilidad inquisitiva no va a encajar con las amigas.

La llegada de Meryl ha ‘contaminado’ la escena del crimen poniendo a prueba a las demás.
Reese Witherspoon, productora de la ficción junto a Kidman, que encarna a Madeline Mackenzie –a quien la señora Wright interroga con un “tú no crees que mi hijo se resbalara y ya está, ¿verdad?”–, se sentía abrumada y a la vez arropada como nunca. “El primer día tuve que grabar con ella y estaba super emocionada; pero también aterrorizada… Hasta que pensé ‘Cálmate, solo es una persona”, ha contado, más que satisfecha con la nueva entrega de Big Little Lies.

Fecha de estreno de Big Little Lies 

Un éxito inesperado

Basada en la novela de Liane Moriarty, estaba concebida como una miniserie de siete episodios. Pero la avalancha de premios –ocho Emmy y cuatro Globos de Oro– y la presión de los fans lograron reabrir las vidas de Celeste, Madeleine, Jane, Renata (Laura Dern) y Bonnie (Zoë Kravitz). “Meryl firmó sin haber leído nada del guion”, reveló Kidman a Ellen DeGeneres en su show, a quien también contó que sus hijas “hacen un cameo”. En los nuevos siete capítulos, escritos también por David E.Kelley (Ally McBeal) y Moriarty, vemos cómo les ha afectado la tragedia. Y como lo hace la llegada de la detective Adrienne Quinlan (Merrin Dungey, The Fix).

Habrá que esperar hasta el 22 de julio para saber qué les pasa a las Cinco de Monterrey y si habrá más entregas. “Podría”, ha dicho Reese, quien también ha revelado que la amistad entre ellas es cada vez mayor. Al igual que sus salarios, que algunas cuadriplicaron para volver –ella y Kidman ganan un millón por episodio, más porcentaje de producción–.

No parece que estemos trabajando. Monterrey es precioso, salimos juntas todas las noches… Y una de ellas descubrí qué es lo único en lo que Meryl es mala: ¡jugando a los bolos!”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV