Paula Prendes: “No sé por qué me dan tantos papeles de época, ¡si tengo una cara moderna!”

Es una bandolera que revoluciona al detective de la serie de La 1 y jugará un papel decisivo en la esperada vuelta de Alberto a la de Antena 3. “Todo el mundo quiere que él y Ana acaben juntos, igual que pasa con Chenoa y Bisbal”, bromea.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Desde B&b no veíamos a Paula Prendes en una serie, y la casualidad ha querido que ahora disfrutemos de la actriz y presentadora asturiana por partida doble. Desde el jueves 10 la podemos ver en Víctor Ros, donde interpreta a una bandolera y antiguo amor del detective; y también en Velvet, con un personaje pequeño pero decisivo para la trama entre Ana y Alberto. Hablamos con ella de este gran momento profesional.

Empezamos por Víctor Ros. ¿Qué es lo mejor de tu incorporación?
Trabajar con una productora nueva, conocer a Carles Francino y sonre todo interpretar un personaje femenino con tanto peso ideológico y que no es la comparsa de ningún hombre. Juana es inteligente, tiene identidad y un desarrollo propio, además de un pasado oscuro.

Es una mujer de armas tomar, monta a caballo…
Gracias a Dios ya sabía montar a caballo, ¡pero nunca lo había hecho con corsé y tanto calor! He aprendido a manejar la navaja, a pelear con hombres… Físicamente lo he disfrutado mucho, ¡con lo pequeñita que soy!

¿Cuál es la evolución de Juana?
Hay rollo sentimental, claro, que siempre se necesita en una serie. Un poco más adelante ella cambia su identidad para poder llevar una vida normal con Víctor Ros porque si no la lincharían. Pero por dentro no cambia: sigue siendo la niña ratera, con sus asuntos turbios… Aunque se endulce por fuera no se olvida de quién es.

¿Pero quién seduce a quién?
Siendo Juana como es, será ella la que dé el paso.

¿No sentirá celos de Lola (Megan Montaner)?
Al principio sí porque la ve llegar tan divina y estupenda, pero en seguida surge el buen rollo porque tienen algo en común: ambas provienen de mundos turbios.

¿Qué tal la química con Francino?
Muy bien, Carles es un actor excelente y una persona maravillosa: un tipo educado, con un punto de caballero antiguo a lo Víctor Ros… Agradezco mucho su seriedad, porque parece que en este mundo del artisteo se lleva solo lo simpático. Solo tengo palabras buenas para él.

Saltamos a Velvet. ¿Adele vuelve a las galerías?
Sí, me vais a seguir viendo porque ella es quien tiene comunicación directa con Alberto desde Nueva York.

¿Propiciará el esperadísimo encuentro con Ana o se alirá con Cristina Otegui?
No, Adele es buena gente. Aunque esa apariencia tan sofisticada pueda hacer sospechar, sus intenciones son positivas e irá a favor de obra, no tiene ganas de fastidiar a nadie.

Es la última temporada. ¿Cómo te gustaría que terminara?
Pues con un final de película, ¡que viva el amor! Igual que todo el mundo quiere que Bisbal y Chenoa se líen, con Alberto y Ana pasa lo mismo [risas].

¿Qué ha significado para ti tu paso por Velvet?
Es un personaje pequeñito pero muy dulce, un bombón, ya que llegó pisando fuerte e hizo cambiar toda la trama. Estoy muy contenta de que Bambú haya contado conmigo otra vez para algo así. Ojalá hubiera tenido más trama, claro, pero estoy feliz.

¿Qué tal el reencuentro con los compañeros de Bambú?
El equipo es casi el mismo que el de Gran Hotel, así que imagínate, era como estar en casa. ¡Y Paula [Echevarría] es asturiana como yo! Me encantaría seguir con ellos en Las chicas del cable, por ejemplo.

¿Por qué crees que te dan tantos papeles de época?
No lo sé, porque además creo que tengo una cara moderna. A mí me encanta porque el vestuario ayuda mucho involucrarte con el personaje, ya que no te puedes inspirar tanto en tu vida real. Ahora la tendencia es hacer ficción de época; si tocara una corriente futurista también me llamarían.

¿Has abandonado definitivamente el periodismo por la interpretación?
No. Si surgen proyectos importantes, yo estoy dispuesta. Lo último que hice fue presentar Cocineros al volante; si aparece otra oportunidad así, la cogeré.

¿Sigues Masterchef Celebrity?
Sí, que además es la misma productora. ¡Ya tengo un favorito pero no te lo voy a decir! Reconozco que soy muy fan de Miguel Ángel Muñoz, a ver cómo evoluciona…

¿Tienes más proyectos?
Estoy ensayando la obra de teatro La madre que te parió, que se estrena el 18 de enero en el teatro Fígaro de Madrid. Va sobre las relaciones entre madres e hijas, tiene un repartazo y un gran director, así que estoy feliz.

¿Es tu debut en teatro?
Había hecho dos obras pero esta es la más gorda, un paso importante. Tengo muchas ganas.

En tus redes sociales hablas mucho del Sporting de Gijón. ¿Eres futbolera?
La verdad es que no, pero como buena gijonesa tengo que defender al Sporting. Aunque el fútbol no me vaya demasiado, durante años trabajé como periodista en deportes, así que al final es casi algo obligado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV