Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Crema de alubias

En otoño que mejor que una cremita de legumbres. PRECIO por persona: 1,33 €  Calorías: 330  DIFICULTAD: baja TIEMPO: más de 1 h

En otoño que mejor que una cremita de legumbres. PRECIO por persona: 1,33 €  Calorías: 330  DIFICULTAD: baja TIEMPO: más de 1 h

1 de 4
Crema de alubias

Ingredientes (4 personas)

•250 g de alubias de Tolosa
•1 carcasa de ave
•4 zanahorias
•8 ajos tiernos
•1 cebolleta
•1 puerro
•1 tomate
•150 g de harina de tempura
•aceite de oliva
•sal
•perejil

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
Paso 1

Poner las alubias a remojo en agua fría la noche anterior. Pelar y picar medio puerro, dos zanahorias una cebolleta y un tomate. Poner una olla al fuego con cuatro cucharadas de aceite de oliva. Añadir el puerro, la zanahoria, la cebolleta y el tomate y dejar a fuego medio hasta que coja un poco de color. Añadir la carcasa de pollo y rehogar tres minutos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
Paso 2

Añadir las alubias escurridas, salar y cubrir con agua hasta cubrir un tercio de la capacidad de la olla. Cerrar la olla y mantener al fuego 30 minutos. Dejar templar, abrir y pasar por la batidora hasta obtener una crema fina. Añadir un poco de agua hasta obtener el punto de cremosidad deseado. Reservar. Pelar y cortar las zanahorias restantes en bastones.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
Paso 3

Limpiar y cortar en dos los ajos tiernos. Pelar y cortar en hilos el medio puerro restante. Preparar la mezcla de harina y agua fría siguiendo las instrucciones del fabricante. Poner una sartén al fuego y freír las verduras pasándolas previamente por la mezcla. Servir la crema de alubias con perejil y encima las verduras en tempura. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo