6 errores (con solución) para decir adiós a los problemas de sueño

O cómo corregir esos malos hábitos que influyen en la calidad del sueño y en ese descanso que tanto necesitas. Toma buena nota, porque lograrlo es muy sencillo y es la clave para volver a dormir como los ángeles.

mujer levantándose con desayuno en la cama
D.R.Getty Images

A todos nos ha pasado alguna vez, los findes dormimos de maravilla, pero la noche del domingo uno empieza a dar vueltas en la cama, a no dormir y a dejarse vencer por las preocupaciones que invaden la cabeza y cuando suena el despertador... 😩Conclusión, iniciamos la semana con sueño, con falta de concentración y memoria y con un humor pésimo. ¿Hay alguna razón para todo esto? Hay unas cuantas y muchas están relacionadas con hábitos inadecuados que hay que corregir para que ese insomnio de fin de semana no se convierta en crónico. Te contamos qué puede estar influyendo de forma negativa en la calidad de tu sueño.

mujer joven levantándose de la cama con el sol frente a la ventana
Yulia Shcherbina / EyeEmGetty Images
1 de 8
1 Error: Dormir mucho el fin de semana

Estaría genial levantarse a diario de forma natural, con la luz del sol y cuando el cuerpo se sienta totalmente descansado. Pero las obligaciones y, en muchos casos, las preocupaciones, condicionan la duración, la continuidad y la profundidad del sueño diario.

¿Y qué hacemos normalmente? Intentar recuperarnos durante el fin de semana durmiendo todo lo que se pueda. Error.
Según el Dr. Javier Albares, especialista en sueño de la Clínica Teknon, durante el sábado y el domingo es suficiente con desplazar dos horas el momento de levantarse para que el cuerpo y la mente descansen. Dormir en exceso nos lleva a la noche del domingo a meternos en la cama sin sueño y... ¡Vuelta al círculo vicioso!

hombre joven sentado a los pies de la cama usando el móvil y el ordenador
EmirMemedovskiGetty Images
2 de 8
2. Error: Compartir dormitorio y pantallas

Llevarse el móvil a la habitación o compartir cama con el ordenador para terminar el capítulo de esa serie favorita no es una buena táctica para dormir a cuerpo de rey. La luz azul, además de resultar nociva para la piel, afecta a la secreción de melatonina, la hormona encargada de favorecer el sueño y de contribuir a que los ciclos profundos se desarrollen sin interrupciones. Y lo que es peor, los estímulos luminosos de las pantallas activan la mente, justo cuando necesitamos lo contrario, y favorecen el insomnio.

¿La solución? ¡Dispositivos electrónicos fuera del dormitorio!

pareja practicando meditación sentados en el suelo
CravetigerGetty Images
3 de 8
3. Error: Obsesionarse con dormir

Dormir es una necesidad fisiológica, eso está claro, pero no todos necesitamos las mismas horas. Según el Dr Albares, aunque cada persona tiene que dormir "lo que necesita" se puede establecer esta media de sueño saludable: adultos 7-8 h, 10-11 h niños en edad escolar y 9 h adolescentes. Pero el tiempo ideal de sueño es aquel que nos permite realizar las actividades cotidianas con normalidad y puede cambiar con la edad, con el estado emocional y por factores externos. Obsesionarse por una cantidad solo conduce a no poder dormir.
Si el momento de acostarse nos angustia y tememos dar mil vueltas en la cama... nada como seguir estas pautas: practicar respiraciones lentas y profundas una hora antes de acostarse, tomar un baño a temperatura corporal, ventilar bien y reducir los niveles de luz y ruido en el dormitorio. Todo ello induce al organismo a conciliar el sueño.

bach rescue night
Bach Rescue Night
4 de 8
4. Error: No saber aparcar las preocupaciones

Vale, podemos actuar sobre los factores externos que nos impiden dormir, pero ¿qué hacemos con las preocupaciones que nos rondan la cabeza? Para gestionar emociones, preocupaciones o miedo y modificar pensamientos repetitivos que nos impiden desconectar por la noche hay que repetirse a uno mismo, como un mantra, que si hasta mañana no se puede hacer más ¿de qué sirve preocuparse ahora? La posibilidad de una solución venidera ayuda a dejar la mente en blanco ¡Seguro que lo consigues!

chico en vídeoconferencia distraido mirando a la ventana
Alistair BergGetty Images
5 de 8
5. Error: Priorizar el trabajo al bienestar

El teletrabajo ha venido ¡para quedarse! En muchos casos, acompañado de horarios interminables, disponibilidad permanente, falta de sol, cansancio acumulado y sí, dificultad para dormir. Para neutralizar esta situación, los expertos en higiene del sueño aconsejan respetar un horario de trabajo, pasar dos horas al día en el exterior (mejor con luz solar), practicar algún tipo de actividad física al menos tres horas antes de acostarse, no forzarse a dormir sin sueño y no convertir la dificultad para conciliar el sueño en un drama personal.¿Y sobre las siestas? ¡Todos a favor! Siempre que no superen los 20 minutos y se realicen justo después de comer. A partir de las siete de la tarde, mejor olvidarse de ellas.

cenas que facilitan el sueño
Oscar WongGetty Images
6 de 8
6. Error: Creer que la dieta no afecta al sueño

¡Todo lo contrario! Las cenas copiosas dificultan el descanso, mientras que una cena ligera, por lo menos dos horas antes de acostarse, favorece el sueño. Y un detallito que nos desvela el Dr. Albares: "dormir mal engorda". No duermes, te levantas, visitas la nevera, compensas tu frustración con carbohidratos y el resultado... en la báscula. ¿Te suena?
Cuando el sueño se interrumpe es mejor no comer o el cuerpo se despertará con hambre todos los días a la misma hora.

Las bebidas excitantes como el café, el té o los refrescos de cola, por su contenido en cafeína, entorpecen el sueño. ¡Resulta un contrasentido querer dormir y atiborrarse de ellos! Evitar su consumo al menos seis horas antes de acostarse (con el chocolate y el alcohol, la misma indicación) puede ser la solución.

FAES FARMA
7 de 8
¿Conoces las flores de Bach?

Las Flores de Bach® Originales actúan sobre las emociones, ayudando a equilibrar y a armonizar tus emociones. Son 38 flores en total y fueron creadas en 1930 por el investigador británico Edward Bach, tras una cuidada selección de flores, plantas y árboles silvestres.

Hoy se sigue el mismo método tradicional para extraer las propiedades de estas flores, aunque las presentaciones se han modernizado. Se pueden encontrar en preparados individuales y en combinaciones específicas, como RESCUE® Night. Y en formato gotas, perfecto para tener en la mesilla, o en deliciosas perlas para llevar en el bolso, en los viajes, etc. Una fórmula para chupar y deshacer en la boca antes de irse a dormir.

Mi opción Desde 19,95 €.

FAES FARMA
8 de 8
La fórmula ideal para la noche

RESCUE® Night es una combinación de 5 flores de Bach® Originales (Clematis, Impatients, Rock Rose, Star of Bethlehem y Cherry Plum) que ayudan a gestionar y reequilibrar las emociones como la preocupación excesiva, el miedo, la soledad, la incertidumbre, la falta de interés o la sensibilidad. Y a las que se ha añadido la Flor de Bach® Original White Chestnut, una esencia floral para ayudar a despejar la mente de esos pensamientos repetitivos

Forma de uso: añadir cuatro gotas en un vaso de agua o ponerlas directamente sobre la lengua, antes de ir a la cama.

¡Lo quiero! Desde 21,10 €.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Estilo de vida