12 trucos para ahorrar dinero

Consejos sencillos pero efectivos que te ayudarán a conseguirlo.

student living costs uk 2014
Getty Images

Dentro de los propósitos y objetivos que nos marcamos al principio de cada año, uno de los más habituales es el de ahorrar. Sin embargo, no es una tarea fácil y muchas veces, cuando llegamos a fin de mes, nos damos cuenta de que hemos gastado más de la cuenta. Muchas veces, por cosas innecesarias. Por fortuna, existen una serie de trucos muy sencillos que pueden ayudarnos a conseguir nuestro objetivo.

1. Cancela las suscripciones que no utilices

    Suele ser habitual que en los primeros meses del año nos apuntemos a servicios y suscripciones de ocio que, con el tiempo, vamos dejando de lado y no les sacamos partido: suscripciones a revistas, cursos, televisión de pago, gimnasio... Seguramente tengas que pagar algo más si quieres volver a usar alguno de estos servicios de forma puntual, pero seguirá siendo más barato que mantener una suscripción anual.

    2. Compra con sentido común

    Piensa durante un momento cuáles son tus necesidades reales y reduce a la mínima expresión las compras superfluas como, por ejemplo, una tostadora nueva cuando la que tienes sigue funcionando aunque sea muy vieja. No pasa nada por comprarte esas botas que viste la semana pasada en un escaparate, pero utilízalas y no las compres por capricho.

    3. Deja de pagar con tarjeta

    Piensa cuántas cosas comprarías si, en lugar de pagar con tarjeta, lo hicieras en metálico. Una forma de controlar mejor lo que gastas es sacar dinero del cajero una vez por semana y pagar todo en efectivo. Así serás consciente en todo momento de que el dinero que llevas en la cartera es limitado y no gastarás más de lo que tienes.

    4. Desayuna bien

    Es muy facil caer en la tentación de comprar comida basura cuando vas de camino a casa, sobre todo, cuando tienes hambre. Por eso es tan importante tomar un buen desayuno que te mantenga saciada hasta el mediodía y tener el almuerzo preparado para cuando llegues. De esta forma, además de ahorrar, comerás más sano.

    5. Devuelve ese regalo que no te gusta...

    Una vez que han pasado las Navidades, ya no hace falta fingir que estás encantada con un regalo que, en realidad, no te gusta. Da igual que sean unas medias, un libro que ya tenías o un abrigo que no es de tu talla: devuélvelo. No lo dejes para mañana, porque llegará el día en que te des cuenta de que el plazo de devolución ha expirado y entonces te arrepentirás de no tener ese dinero en tu cartera y de tener que quedarte con algo que no querías desde un principio.

    6. ... regálaselo a otra persona

    Regalar a otra persona algo que no te gustó en su día, si quien te hizo ese regalo no se va a enterar nunca, no debería suponer un problema. Lo mismo se puede aplicar a las cosas que se compran en tiendas solidarias, que te han tocado en un sorteo o que has comprado con algún tipo de cupón de descuento: si a la persona a quien se lo vas a regalar le va a gustar igual que si fuera nuevo ¿qué más da?

    7. ... o véndelo por internet

    Vende todas esas cosas que no necesitas a través de plataformas como Wallapop, Ebay, Milanuncios, Segundamano... Sí, supone un esfuerzo y tener que dedicarle una parte de tu tiempo libre, pero no solo ganarás un poco de dinero extra de vez en cuando sino que, además, ganarás espacio en casa.

    8. Analiza tus hábitos de compra

    Piensa detenidamente qué cosas compras, dónde lo haces y no te gastes el dinero en el primer sitio en el que encuentres algo que te gusta. Compara ofertas. Da igual si se trata de comida, ropa o cualquier otra cosa.

    9. Revisa tus contratos de luz, gas, teléfono...

    Así podrás recuperar cada mes un dinero con el que no contabas a principio de año. Echa un vistazo a los contratos de teléfono, gas, luz e internet y comprueba si puedes pagar menos. Por ejemplo, si tienes contratado un plan de 4 Gb, pero solo utilizas 3 Gb, habla con tu compañía y cámbialo. Haz lo mismo con el resto de contratos y tendrás más dinero en el banco... Y sí, es tan aburrido como parece.

    10. Aplícate la Ley Seca

    Supongamos que te gastas una media de 30 € a la semana cada vez que sales a tomar algo con tus amigas. Cortar con los gintonics durante un mes te supondría un ahorro de 120 €. Además, ¿a quién le apetece salir a la calle cuando es de noche y hace frío?

    11. Borra los datos de tu tarjeta tras hacer una compra por internet

    Tener que introducir los datos de nuestra tarjeta cada vez que hacemos una compra por internet puede darnos una oportunidad para analizar los pros y los contras de nuestra compra, si lo estamos haciendo porque es supersencillo o por impulso. Habituate a dejar las cosas en la cesta durante un rato y reflexiona si de verdad las necesitas.

    12. Piénsatelo dos veces

    Una buena estrategia para ahorrar es pensar con la cabeza fría por qué quieres comprar algo. Si es necesario, deja pasar unos días para reflexionar si vale la pena y hazte estas preguntas: ¿Va a cambiar tu vida? ¿Lo necesitas para ser feliz? ¿Qué prefieres, tener 20 € en el bolsillo o gastártelos en una botella de un buen vino italiano? Vale, vale, habrá veces en que sea lo segundo, pero pon en práctica este consejo y te aseguramos que ahorrarás mucho dinero.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo