¿Qué préstamos se ajustan a mis necesidades?

Decidir cuál es el préstamo que más te conviene no es tarea fácil. Aquí te ofrecemos algunas claves a tener en cuenta antes de decantarte por una u otra opción.

Mujer y finanzas: comparar créditos
Getty Images

      Los comienzos de año son duros y es habitual que muchos piensen pedir un préstamo para sus nuevos proyectos. Pero debemos saber que esta elección no debe tomarse a la ligera. Por eso, igual que en otros casos, os animamos a seguir unos sencillos trucos prácticos de ahorro y consumo para ayudaros a organizar mejor vuestra economía casera y aprovechar mejor las oportunidades económicas a nuestro alcance. En primer lugar, hay que ser conscientes de si nos podemos endeudar y establecer un límite, tanto en el total, como en las cuotas de la devolución que estaremos dispuestos a abonar.

      Pero no solo eso es determinante a la hora de tomar una decisión. Es clave que antes de embarcarnos en una solicitud a una entidad bancaria o de otra índole hay que realizar una comparativa de lo que ofrece el mercado y saber si se adapta a nuestras necesidades. Y es que decidir cuál te conviene más no es algo sencillo. Por eso, es importante analizar una serie de claves antes de elegir una opción u otra. Toma nota de las cuestiones a valorar antes de decantarte con un préstamo u otro:

      Préstamos: cómo compararlos para escoger el que más te conviene

      El TIN o Tasa de Interés Nominal. Es decir, lo que nos cobrará el banco, caja de ahorros o entidad financiera para dejarnos el dinero. Suele ser un porcentaje fijo sobre el capital prestado, y puede ser anual o mensual. Esto último es vital que quede bien especificado en el contrato, pues el préstamo será más o menos caro dependiendo de una u otra modalidad.

      Las comisiones. Es otro porcentaje del dinero por tramitar el préstamo. Pueden ser de apertura (por tramitar su concesión), de estudio (por valorar su solicitud), de amortización anticipada (penalización que suele cobrar el prestamista para recuperar los intereses que deja de ingresar cuando queremos amortizar capital para cancelar el préstamo antes del tiempo contratado) y/o gastos de notario (si se exige su presencia para firmar el préstamo; no esta incluida en la Tasa Anual Equivalente o TAE).

      Mujeres y finanzas: comparar préstamos
      Getty Images

      TAE o porcentaje resultante de una fórmula matemática normalizada que tiene en cuenta el TIN, las comisiones y el plazo de los pagos, pero no los gastos a terceros o los productos vinculados. A mayor TAE, más caro el crédito.

      Los productos vinculados. Algunos bancos tradicionales solían exigir la contratación de otros de sus productos, pero no es obligatorio suscribirlos, como la formalización de seguros, tarjetas, planes de pensiones, cuentas corrientes con domiciliación de nóminas, etc.

      Además, en internet hay buscadores que hacen simulaciones: rastreatror.com, helpmycash.com, credimarket.com y, por supuesto, OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), en ocu.org

      Nómina embargable: se reduce con el SMI

      Nómina embargable
      Getty Images

      Cuenta tucapital.es que con la subida del SMI (Salario Mínimo Interprofesional) por encima de los 1000€, se reduce la cuantía de la nómina embargable. Esos algo más de 1000€ (a falta de la comunicación definitiva de la subida correspondiente a 2023) son inembargables pero, a partir de ahí el embargo iría por tramos. Si el salario o pensión abarca la franja del SMI hasta 2000€, se embargará el 30% de lo que exceda de 1000€; si se encuentra entre 2000-3000€, acumulará al 30% anterior, además, el 50% de lo que corresponde al nuevo tramo. Por aclarar, la progresión sucesiva continúa de tal modo que, por encima de 3000€, a lo anteriormente mencionado se añade el correspondiente embargo del 60% de la nueva franja, y posteriormente el 75% (en ingresos de más de 400€) y 90% en todos los salarios que excedan los 5000€ mensuales.

      Fondo de inversión mixto: cuando la clave está en la mezcla

      Fondos de inversión
      Getty Images

      Se trata de un vehículo o institución de inversión colectiva. Así, se reúne el dinero de todos los partícipes para crear un fondo común que una gestora utiliza para invertir en diferentes alternativas, con el objetivo de lograr rentabilidad. De modo que, al igual que el riesgo se reparte, el beneficio también. Como su nombre indica, los fondos mixtos son una mezcla de inversión de renta fija, que aporta estabilidad y seguridad, y renta variable, que es más volátil y supone mayor riesgo. Son muy flexibles y se pueden ir adaptando a la situación del mercado para decidir qué peso tiene cada categoría en el fondo.

      Publicidad - Sigue leyendo debajo