La buena sintonía de la reina Letizia y doña Sofía haciendo la compra

Como cuatro turistas más, la mujer de Felipe VI, su madre y sus hijas han visitado el mercado de l'Olivar. Uno de los lugares que la reina Sofía suele visitar durante sus estancias en Mallorca.

La Reina Letizia y la Reina Sofía visitan con la princesa Leonor y la infanta Sofía un mercado durante sus vacaciones en Palma de Mallorca
Gtres

Ni rastro de las diferencias que mostraron en la misma ciudad hace unos meses. Atrás han quedado las distancias que la reina Letizia y la reina emérita doña Sofía mostraron durante la Misa de Pascua, el pasado abril. Nuera y suegra pasan unos días en Mallorca y juntas se han dejado ver por uno de los enclaves más populares de la ciudad, el mercado de l'Olivar. Un lugar que la madre de Felipe VI suele visitar cuando acude a la isla y cuyos puestos de carne, pescadería y fruta suelen abastecer al Palacio de Marivent. Un paseo que no han hecho solas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

La Reina y su suegra han estado acompañadas por la princesa de Asturias y su hermana, la infanta Leonor, que vestían looks similares como pantalones cortos, camisas blancas. Las cuatro, como unas turistas más, han visitado los distintos puestos del mercado. La infanta Leonor parecía de lo más sorprendida en algunos de ellos.

Gtres

Como su madre, la Infanta llevaba gafas de sol, con los cristales metalizados en rosa, pero lo que más ha llamado la atención ha sido el complemento de doña Sofía. La reina emérita llevaba un ventilador de mano para sofocar el calor que no soltó en ningún momento.

Gtres

Para esta excursión, doña Letizia escogió unas bermudas blancas y un top degradé en rosa, que combinó con sandalias de cuña. La mujer de Felipe VI también estuvo muy atenta a los puestos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

Los ciudadanos sorprendidos al verlas en el mercado se giraban a su paso y sacaban sus teléfonos móviles para inmortalizar el momento. Durante toda la visita, doña Sofía iba arropada por sus nietas, a las que llevaba de la mano o cogidas del brazo durante toda la visita. En uno de sus veranos más difíciles en Palma, por la ausencia de algunos de sus nietos, como los hijos de la infanta Cristina, la reina emérita se ha mostrado encantada de poder compartir este momento con la princesa de Asturias y la infanta Leonor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo