Máxima de Holanda visita el Palacio Real de Ammán para encontrarse con Abdalá y Rania de Jordania

Reina y asesora especial del secretario general de las Naciones Unidas, ha viajado a tierras jordanas protagonizando un encuentro con Rania, en plena polémica.

LA REINA MAXIMA DE HOLANDA CON LOS REYES DE JORDANIA EN AMMAN
Gtres

La Reina Máxima de Holanda ha acudido a visitar Jordania en el marco de su apretada agenda no como representantes del país, sino con motivo de su cargo como asesora especial del secretario general de las Naciones Unidas. Allí, aunque el encuentro parecía no llegar, se ha reunido con los reyes; Rania de Jordania y Abdalá II. Máxima abandonaba su hotel para dirigirse hacia el Palacio Real de Ammán, residencia oficial de los Reyes, donde la esperaban. Inevitablemente, Máxima y Rania han protagonizado un duelo de estilo, y es que ambas se han ganado el título de ser dos de las monarcas más elegantes de la realeza actual.

Máxima con un vestido de gasa de lunares multicolor y salones en ante rosa a conjunto de su cartera, mientras Rania lucía un top de manga larga y ambombada y una falda midi de cintura alta.

Máxima de Holanda, Máxima de Holanda impuestos, Máxima de Holanda estilo, Máxima de Holanda Argentina, Rania de Jordania, Máxima de Holanda en Jordania
Gtres

Ambas con el cabello suelto dando un toque informal a sus 'looks', tras los saludos y el posado ante la prensa, los Reyes de Jordania se han sentado con su invitada para mantener una conversación informal.

Máxima emprendía su visita a Jordania esta misma semana. Con un look en tonos camel acorde con el protocolo, teniendo muñecas y tobillos tapados, la argentina ha visitado la ciudad de Zarqa junto a sus representantes después de haber participado en Amann, capital de Jordania, en una mesa redonda con otros líderes y trabajadores de la ONU para realizar un análisis en profundidad sobre los problemas y soluciones que se encuentran actualmente las Naciones Unidas en los países árabes.

Maxima de Holanda
Gtres

Máxima de Holanda, proveniente de Argentina, ha disfrutado con su visita de ocio a Zarga donde ha estado rodeada en todo momento por multitud de fotógrafos que no han querido perderse ni uno de los gestos naturales y espontáneos de la monarca, que posaba sin miedo ante las cámaras mientras descubría los encantos del país. La Reina ha elegido para ello unos pantalones en forma de campana a cuadros, unas botas marrones y un abrigo del mismo color hasta la rodilla ajustado con un cinturón atado a su cintura.

Despreocupada, Máxima observaba el paraje ajena al revuelo y la polémica que sigue coleando en su país su supuesta evasión de impuestos. Y es que, en Argentina ha sido acusada de no declarar los beneficios que obtiene por la explotación como hotel de una de sus fincas ubicadas en el país sudamericano. La monarca ha explicado a través de un comunicado los detalles que desmienten que esté realizando una evasión fiscal, sin embargo, las acusaciones han causado una gran agitación en el país.

Publicidad - Sigue leyendo debajo