La reina Isabel II sorprende a los londinenses viajando en metro

La Reina de Inglaterra ya ha puesto rumbo a Norfolk, donde pasará la Navidad con toda la Familia Real, y lo ha hecho cogiendo el tren, como una ciudadana más.

Isabel II de Inglaterra, Isabel II, Isabel II metro, Isabel II Norfolk, Navidad Familia Real inglesa, Queen Elizabeth
Gtres

Las vacaciones de Navidad han comenzado y la Familia Real británica ya está ultimando los detalles para cumplir con todas y cada una de las tradiciones reales. El 20 de diciembre podíamos ver como toda la familia acudía en masa al almuerzo pre navideño que la monarca organiza en Buckingham Palace. Un multitudinario encuentro en el que la Reina y su marido, el duque de Edimburgo, reúnen a sus hijos, nietos, bisnietos y demás familiares cercanos para verse las caras antes de poner rumbo a Sandringham House, la propiedad campestre que posee la reina y en la que pasan la Nochebuena y la Navidad. Una celebración en la que fue especialmente aplaudido el encuentro entre Meghan Markle y Kate Middleton, ya que hace unas semanas se llegó a comentar que, debido a sus continuos desencuentros, habían barajado la posibilidad de no pasar las Navidades en familia, una decisión que no habría aprobado Isabel II. Así que por el momento parece que las cosas están más tranquilas en la familia. Ahora hemos podido ver a la Reina llegar a Norfolk, donde se encuentra Sandringham House, una casa de campo de 32 km cuadrados donde la familia pasará sus navidades. Lo sorprendente es que Isabel II ha decidido viajar hasta allí en metro, dejando boquiabiertos a todos los viajeros que pudieron cruzarse con ella.

Gtres

Cogió el servicio Great Northern de las 10.42 de la estación de King’s Cross en Londres y llegó a la plataforma 2 en King’s Lynn a las 12.31. Dos horas de tren para los 180 kilómetros que separan Londres de Sandringham. Un viaje que realizó acompañada de sus miembros de seguridad y sin rastro del Duque de Edimburgo.

Pudimos verla con un abrigo marrón, guantes negros y un pañuelo que cubría su cabeza del frío. Un estilismo con el que pasó completamente desapercibida para algunos de los pasajeros con los que compartía vagón. A su salida, un Range Rover la esperaba para conducirla a Sandringham, la finca privada de la reina en Norfolk, que se encuentra a 30 minutos en coche del King’s Lynn.

Gtres

Algunos medios locales, como 'Dail Mail', pudieron hablar con uno de los pasajeros del mismo tren en el que viajaba Isabel II, y aseguraba haberle parecido "maravilloso" que la Reina viaje en tren, y es que eso la hace mucho más "aceptable".

Su viaje a Norfolk da el pistoletazo de salida a la Navidad en la Familia Real británica, ahora solo falta que el resto de miembros, desde los Duques de Sussex hasta los de Cambridge, pongan rumbo a la residencia vacacional para celebrar las fiestas en familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo