Victoria de Suecia y sus fotos más originales en la nieve

La Princesa de Suecia ha acudido a visitar a un batallón militar destinado en Arvidsjaur y no ha dudado en disfrutar de la nieve mientras se interesaba por su día a día.

Victoria de Suecia
Gtres

La Princesa Victoria de Suecia ha hecho una de sus visitas institucionales más frías de lo que va de año. La heredera de la Corona sueca se ha rodeado de nieve para acudir a Arvidsjaur, una localidad conocida como la Laponia sueca para visitar un batallón militar destinado en esta localidad de más de cuatro mil habitantes. Se trata de una unidad de cazadores que lleva a cabo varias actividades de las que la Monarca fue testigo durante las horas que compartió con los militares en medio del bosque nevado adonde tuvo que acudir ayudada de raquetas de nieve debido a la espesa capa que cubría el suelo.

Victoria de Suecia en Arvidsjaur
Gtres

Muy abrigada, Victoria de Suecia eligió un atuendo verde de la misma tonalidad que el escogido por el Ejército: abrigo, gorro, guantes, pantoles y botas formaban parte de esta misma equipación con la que se previno contra el frío de esta zona en la que se registran mínimas de -19ºC. Por algo se ha ganado el apodo de la Laponia sueca. Por ello, los militares no dudaron en hacer una improvisada hoguera para mantenerse calientes mientras explicaban y escuchaban a la heredera sueca.

Victoria de Suecia Arvidsjaur
Gtres

Allí, el batallón de caza explicó a la Monarca su día a día en medio de la nieve y ella misma tuvo la oportunidad de experimentar con las armas de los efectivos y las raquetas de nieve, a las cuales tardó en acostumbrarse, a pesar de su afición al esquí, debido a que la nieve de la zona no era muy compacta y hundía los pies de quienes intentaban transitar por ella.

Victoria de Suecia Arvidsjaur
Gtres

Victoria de Suecia arranca de esta forma invernal su agenda exterior mientras en su hogar continúa con la formación a la pequeña Princesa Estella junto a su padre, el rey Carlos Gustavo de Suecia. Ambos acompañaron recientemente a la joven a conocer el Tesoro Real y a la Biblioteca Bernadotte para enseñarla los documentos acerca de su familia y la historia de su país. Una visita que Doña Estella disfrutó en gran medida asombrándose con los datos históricos. De esta forma, además, deja a un lado la polémica suscitada alrededor de su marido, Daniel de Suecia, por un comentario no inclusivo a una jugadora de hockey.

Publicidad - Sigue leyendo debajo