Meghan Markle cambia su tradicional melena suelta por un elegante recogido

La duquesa de Sussex no deja de sorprendernos. A pesar de su embarazo, Meghan no falta a ninguna cita de su agenda oficial. Este jueves ha visitado otro de sus patronazgos, y ha lucido un recogido poco habitual en ella, además de un total look black, con el que ha dado otra lección de estilo.

Meghan Markle
Yui Mok (Gtres)

Meghan Markle está conociendo poco a poco los patronazgos que le ha otorgado la reina Isabel desde que se convirtió en parte de la familia real. Este miércoles visitaba la el Teatro Nacional, donde lució un conjunto en color crema firmado por Brandon Maxwell; y este jueves visitó Association of Commonwealth Universities (ACU). La esposa de Harry de Inglaterra, que tendrá a su primer hijo a finales de abril, acaba de asumir nuevas responsabilidades en cuatros asociaciones que tienen que ver con sus preocupaciones por las artes, las mujeres, la educación y el bienestar animal.

image
Andrew Matthews (Gtres)

En su visita a la ACU, la duquesa de Sussex ha conocido de primera mano su labor, y también ha compartido charlas con los estudiantes y profesores de diferentes países. Y si algo ha llamado la atención de esta aparición ha sido su peinado. Estamos acostumbrados a ver a Meghan con su melena suelta o con recogidos un tanto desenfadados, ‘messy bun’. Sin embargo, en esta ocasión, la exactriz ha apostado por un recogido alto, que dejaba su rostro al descubierto y que recordaba a los moños que utilizan las bailarinas de ballet.

image
Andrew Mathews (Gtres)

Su estilismo ha estado marcado por el total black formado por una falda plisada con bajo asimétrico de Givenchy y un top de punto, en el mismo color. Para resguardarse del frío, llevaba encima un abrigo, también de la firma francesa, que lució en el Sunday Remembrance el pasado mes de noviembre. Ahora, con el embarazo, la duquesa no se ha podido abrochar la prenda y solo llevaba cerrado el botón de arriba.

Para completar el 'look', ha escogido unos salones de ante nude de Stuart Weitzman, demostrando que a pesar de su estado, se siente cómoda con tacones altos. En el apartado joyas, Meghan ha optado por unos pequeños pendientes de la marca Dean Davidson, en oro amarillo y piedra lunar de arcoíris.

image
Gtres

Una vez más, ha demostrado que estar embaraza no la frena, y continúa cumpliendo con su apretada agenda oficial. Este próximo viernes, visitará la localidad de Bristol con su marido, el príncipe Harry.

Publicidad - Sigue leyendo debajo