Kate Middleton, en el centro de la polémica por su supuesto uso de bótox

¿Se ha inyectado la duquesa de Cambridge toxina botulínica para acabar con sus arrugas?

Kate Middleton deslumbra en la final de Wimbledon
Gtres

Desde que se pusiera de moda el bótox como solución efectiva para paliar los signos del envejecimiento, muchas han sido las celebrities que se han decantado por recurrir a este mediático tratamiento (con algún que otro histórico estropicio de por medio). Por ello, no es especialmente llamativo que de vez en cuando salte a los medios la noticia de que alguna famosa se ha inyectado la consabida toxina botulínica para hacer desaparecer como por arte de magia las antiestéticas arrugas (y a veces incluso las líneas de expresión), lo que sí llama más la atención es que se acuse de haberlo hecho a un miembro de la monarquía.

Kate Middleton, en el centro de la polémica por su supuesto uso de bótox
Instagram

Durante los últimos días, ha cogido fuerza el rumor de que Kate Middleton podría haberse inyectado bótox. Todo comenzó cuando un cirujano plástico, el doctor Munir Somji, hizo una comparativa del supuesto ‘antes y el después’ de la duquesa de Cambridge. “A nuestra Kate le encanta ponerse un poco de Baby Botox”, indicó el especialista. Pese a que analizando las imágenes el cutis perfecto de Middleton podría deberse tan solo a una buena aplicación de maquillaje, muchos ven un claro uso de bótox.

El equipo que rodea a la esposa de Guillermo de Inglaterra ha dado un paso al frente para desmentir que la noticia sea cierta, aclarando también que la duquesa de Cambridge nunca ha acudido a esta clínica. “Este post es categóricamente falso. Además, la familia real jamás participa en anuncios comerciales”, explican. Por su parte, el cirujano ha intentado justificar su actualización recordando que “tan solo intentaba mostrar los efectos del Baby Botox”.

Kate Middleton con vestido blanco con los hombros al descubierto de Bárbara Casasola y stillettos glitter de Jimmy Choo
Doug Peters

Lo más llamativo de la historia es que la clínica de Somji se encuentra a tan solo 10 minutos de Kesington Palace, el lugar de residencia de los duques. Al ponerse en contacto los medios con el centro especializado en operaciones estéticas, no han querido aclarar si Kate es clienta suya o no. “No podríamos revelar si ella es realmente cliente o no. Tenemos acuerdos de no divulgación en los que no podemos hablar de nuestros clientes de alto nivel. No podemos comentar en absoluto que ella haya acudido a nosotros”, recuerdan. Sea cierto o no, nadie duda que el doctor se ha marcado una campaña impagable de promoción con tan solo comparar dos fotografías

Kate Middleton no ha sido la única ‘royal’ acusada de utilizar bótox. Según los expertos, la Reina Letizia podría haberse inyectado toxina botulínica en la cola de las cejas para elevar su mirada y también en la frente y la zona del contorno de ojos para relajar las arruguitas de expresión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo