Louis Ducruet y Marie Chevallier ya son marido y mujer

La pareja se ha dado el 'sí, quiero' en un enlace civil celebrado en el Ayuntamiento de Mónaco.

Louis Ducruet, Marie Chevallier, Estefanía de Mónaco hijo, Louis Ducruet y Marie Chevallier
Gtres

El hijo mayor de la princesa Estefanía de Mónaco, Louis Ducruet y su pareja, Marie Chevallier, ya son 'marido y mujer'. La pareja ha contraído matrimonio una ceremonia civil e íntima celebrada en el Ayuntamiento del Principado, donde han contado con la compañía de sus familiares y amigos más cercanos, después de siete años de romance. Se han consolidado como una de las parejas más estables y cariñosas del panorama social, pero han esperado a darse su tiempo y estar preparados para dar el gran paso. Tras su enlace civil la pareja se ha casado, sábado 27 de julio, en la Catedral de Mónaco en una ceremonia religiosa.

Para el enlace civil, Marie Chevallier ha optado por un diseño de la española Rosa Clará, según informa 'Hola': "Ha diseñado para ella un sofisticado y ligero vestido pantalón elaborado en crepe de seda y bordado con encaje en la zona de la cintura. El diseño, sin mangas, presenta un sutil escote en forma de V y una delicada espalda abierta".

La ceremonia religiosa acogerá a familiares, amigos y autoridades, además de seguidores de la familia Grimaldi, que han tenido que esperar más de 60 años para volver a presenciar un enlace de la familia en la catedral de San Nicolás. La última fue la de los abuelos del novio, Rainiero de Mónaco y Grace Kelly.

Los nervios estaban a flor de piel. Según explicaba Louis Ducruet en 'HelloMonaco', su madre ha estado "estresada y muy emocionada" durante los días previos ya que él es "sú unico hijo, el niño de la familia", es por eso que Estefanía de Mónaco ejercede madrina, un papel fundamental que la convierte en una de las grandes protagonistas de la celebración.

Actualmente, Louis y Marie viven en Mónaco, donde ambos trabajan. El nieto de Grace Kelly ejerce de ojeador del Association Sportive de Mónaco Football Club, mientras que su novia está haciendo prácticas en la Société des Bains Marins de Monte-Carlo, una empresa hotelera de lujo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo