Los hijos de Federico y Mary de Dinamarca disfrutan de sus vacaciones más artesanales

Los cuatro hijos de los Príncipes de Dinamarca están viviendo unas vacaciones muy diferentes.

Isabella, Christian, Josephine y Vincent de Dinamarca están viviendo unas vacaciones muy diferentes a la par que divertidas que ya son tradición en la Casa Real danesa. Una vez más, los Príncipes de Dinamarca han llevado a sus cuatro hijos a una aventura con el Royal Ship Dannebrog. Federico y Mary de Dinamarca, que han aprovechado su parón en la agenda oficial visitando varios lugares, como el Palacio Gråsten, escenario principal del veraneo de la dinastía Glücksburg. Tras esto, se han desplazado a otros lugares de Dinamarca, a bordo del yate real, el Dannebrog.

Sus vacaciones son de lo más especiales, y es que la Familia Real ha visitado la casa del explorador Knud Rasmussen, situada en Hundested, al norte de Copenhague, así como un taller de carpintería y otro de vidrio. Y desde allí han sido los propios Príncipes los que han compartido con sus seguidores lo bien que lo han pasado en la aventura.

"Hoy intentamos soplar vidrio en el taller de trabajo Backhaus-Brown & Glassmedjen, y luego también visitamos el taller de carpintería Egeværk. También pasamos la casa del científico polar Knud Rasmussen", comentan junto a unas fotografías de los pequeños pasándolo en grande. "Fue un bonito día", añaden.

Además, la reina Margarita se ha sumado a sus vacaciones de verano, noticia que también compartían, a principios de julio, en sus redes sociales, donde pudimos ver a la feliz abuela posando con sus nietos, todos ataviados con 'looks' de lo más veraniegos y campestres.

View this post on Instagram

☀️Sommer på Graasten Slot. 📸 Kongehuset ©️

A post shared by DET DANSKE KONGEHUS (@detdanskekongehus) on

En la fotografía podemos ver a Christian, segundo en la línea de sucesión al Trono, que tiene ya 13 años, Isabella, de 12 años; y los mellizos Vincent y Josephine, de ocho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo