El padre de Charlene de Mónaco desvela el drama que han vivido con la enfermedad de su hija

Michael Wittstock recuerda los días en que su hija estuvo convaleciente en Sudáfrica y aclara qué tipo de relación mantiene con su yerno, el príncipe Alberto.

la causa más bonita de charlene de mónaco
Gtres

La preocupación por el estado de salud de Charlene de Mónaco ha sido una constante desde que hace diez meses quedara atrapada en su Sudáfrica natal debido a una misteriosa infección otorrinolaringológica que la obligó a pasar tres veces por el quirófano. Hace unas semanas, la esposa del príncipe Alberto regresó a Mónaco, lo que le permitió reencontrarse con su marido y sus dos hijos, los mellizos Jacques y Gabriella. Sin embargo, la exnadadora, lejos de retomar su agenda oficial, decidió de manera voluntaria ingresar en Paracelsus Recovery, una clínica de lujo en Suiza, para, tal y como aseguró su marido, tratar el deterioro físico y mental que le ha acarreado la larga enfermedad.

En medio de los rumores de una supuesta crisis en el matrimonio e, incluso, que su ingreso se deba a que tiene el rostro desfigurado por una operación estética mal realizada, su padre, Michael Wittstock, de 75 años, ha roto su silencio para narrar el horror que están viviendo su mujer y él por los problemas de salud de su hija.

la princesa charlene de mónaco, junto a su padre, michael wittstock, el día de su boda
Gtres

En sus declaraciones al medio sudafricano ‘You’, el progenitor de Charlene se ha lamentado de que, aunque estuvieron muy pendientes de la evolución de la exnadadora, no pudieron ir a visitarla debido a que tanto su esposa, Lynette, como la princesa se encontraban en los grupos de riesgo del coronavirus. “Tampoco quería infectarla porque tuvo varias intervenciones médicas, estaba muy vulnerable”, explica, dolido de no haber podido estar al lado de su hija en tan duros momentos.

Pese a todo, Wittstock está convencido de que la fortaleza de su hija es mucho más grande que cualquier dolencia que pueda sufrir, ya sea física o mental. “Superará esto y saldrá mucho más fuerte”, ha indicado. “Mi hija solía nadar 20 kilómetros al día, conociendo su forma de entrenar sé que es dura”. Además, el padre de la princesa ha despejado todas las dudas sobre la relación que mantiene con su yerno, la cual es muy buena. “Hemos hablado regularmente por teléfono y hablo con los mellizos. Tenemos una gran relación”, ha aclarado.

Profunda fatiga general

"Teniendo en cuenta que ha luchado contra sus problemas de salud en los últimos meses, la princesa está actualmente convaleciente y continuará haciéndolo durante las próximas semanas, dándole tiempo a recuperarse de un estado de profunda fatiga general. Proteger la comodidad y la privacidad es esencial para su recuperación, la ubicación de la princesa seguirá siendo estrictamente confidencial", indica el comunicado oficial que se lanzó a mediados de noviembre para anunciar el retiro de Charlene. En una entrevista a ‘Monaco Matin’, Alberto de Mónaco explicó que el motivo de la retirada de su mujer de la vida pública no respondía solo a la dolencia otorrinolaringológica que ha sufrido en los últimos seis meses. "Hay fatiga, no solo física, que solo se puede tratar con un periodo de descanso y seguimiento”, confesó.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada