La familia de Ángel Nieto, en guerra

El inesperado fallecimiento del piloto de motociclismo dejó destrozada a toda la familia Nieto, pero nueve meses después de aquel trágico día, la familia se ve envuelta en un enfrentamiento por la herencia.

El 12+1 veces campeón mundial de motociclismo perdía la vida, hace nueve meses, en un trágico accidente, un suceso que dejó a su familia completamente destrozada y marcada por la desgracia. Pero en los malos momentos, los más allegados de Ángel Nieto unieron sus fuerzas para mantenerse más unidos que nunca. Pero mientras que el pasado mes de agosto todo eran homenajes y conmovedoras despedidas al piloto, este 2018 no ha empezado con buen pie para la familia. Hace unos meses conocíamos la noticia de que la familia no estaría de acuerdo con el sobreseimiento de la causa de su muerte. Un hecho al que se ha unido la polémica por la herencia... y cada vez va a más.

Tras su matrimonio con Pepa Aguilar, madre de Pablo y Gelete, Ángel Nieto comenzó una relación sentimental con Belinda Alonso, con quien tuvo su hijo en común, Hugo. Y ahora es ella quien se ha convertido en la protagonista de esta terrible 'ruptura' familiar.

La que ha sido su pareja durante los últimos veinte años habría firmado un acuerdo con la compañía de seguros que lleva la responsabilidad civil de accidente que no ha gustado nada a los hijos mayores del piloto. Según este acuerdo, Belinda recibiría 600.000 euros en concepto de indemnización y su hijo Hugo, otros 300.000, pero el problema viene cuando, según el acuerdo, Belinda aceptaría, con ello, reconocer que Nieto tuvo parte de culpa en el accidente, algo que sus hijos mayores no comparten.

Un hecho que divide a las dos familias, y no por los 900.000 euros que recibirían, sino porque el hecho de haber firmado dichas condiciones podría ser perjudicial para los intereses de los otros hijos de Ángel Nieto. Y es que este argumento perjudica a la reclamación penal de los hijos mayores del piloto, que tratan de demostrar lo contrario, excluyendo al piloto de toda culpa y queriendo demostrar que sí que llevaba el casco abrochado en el momento del accidente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo