Toñi Salazar: "Están insoportables y me han boicoteado en todos los sentidos"

La cantante de Azúcar Moreno preparó con esmero la cena con la que iba a agasajar a sus invitados, pero estos llegaron un poco 'rebeldones' y le hicieron la velada imposible. A punto estuvo de perder los estribos pero un poco de buena música con las hermanas de la anfitriona hizo que todo terminara de buen rollo.

image
Cuatro

Toñi Salazar se ha propuesto ganar la tercera edición de Gourmet Edition pero no lo va a tener nada fácil después de la complicada velada que tuvo en su casa con sus invitados 'gourmet': Kiko Rivera, Julio José Iglesias y Elena Tablada. Esta última fue la primera en inaugurar esta edición y los comensales salieron bastante contentos de su cena y la otorgaron 20 puntos. Toñi, pese al empeño que puso, solo consiguió 17 y muchas críticas de sus invitados, que en algún momento la hicieron perder la paciencia...

Encima que la cantante puso todo su empeño en prepararles un rica cena, sus comensales no supieron valorar el resultado. El menú estaba compuesto por tres sugerentes platos: Divina de la muerte, Pollo a la Bandida y Victoria Cóctel de Mimosa. Todos ellos relacionados con momentos importantes en la vida de la cantante, que ella misma explicó. El primero es el nombre de uno de los temas más famosos de Azúcar Moreno, compuesto por su exmarido; el segundo en honor a la canción con el que las hermanas Salazar se hicieron famosas, y el tercero lleva el nombre de su nieta.

Cuatro

Preparando el primero, Divina de la muerte, Toñi sufrió un pequeño percance y se cortó en un dedo y con su sentido del humor característico dijo: "Me corté y va a ser una ensalada de aguacate con sangre, con sangre gitana, claro".

Cuatro

La elaboración del pollo se le dio mejor y la del cóctel fue coser y cantar. Al final, Toñi se mostró satisfecha y antes de subir a acicalarse para recibir a sus invitados, comentó: "No pueden decir que esté malo. Podrán decir otra cosa pero malo no porque está hecho desde el amor, el cariño y la profesionalidad".

Toñi fue recibiendo a cada uno de sus invitados con una rosa blanca, porque a ella le encantan las flores, y antes de cenar, les obsequió con un vinito tinto y un poquito de queso y cecina, que se la zampó entera Kiko que dijo que estaba riquísima. Julio José no sabía ni qué era.

Cuatro

Mientras tanto estuvieron charlando animadamente, observando un cuadro con un triple disco de oro de las Azúcar Moreno y ahí saltó el primer momentazo de la cena. Con su gracia natural, Kiko le soltó: "Menuda tenía que ser Toñi con 20 años. Seguro que nos habíamos corrido una juerga...". La cantante cogía el testigo y le devolvía el 'cumplido': "Si este (Kiko) me conoce de más joven, no se me escapa. Se casa conmigo porque tenemos muchas cosas en común. Imagínate, yo la nuera de la Pantoja".

Cuatro

Una vez sentados a la mesa, el buen 'rollismo' reinante terminó por tocarle las narices a Toñi. Con el primer plato en la mesa, Elena, Julio y Kiko empezaron a hacer de las suyas... y la bombardearon a peticiones: servilletas, agua, cerveza, aceite, vinagre... y ¡Coca Cola para Kiko!

Cuatro

Toñi no podía creérselo. Ella que había comprado un vinito para la cena y van y le piden cerveza, Coca Cola y agua. "Hoy estáis muy pesaditos. Tenéis un humor... No sé cómo va a terminar la noche", adelantaba Toñi, que en la cocina seguía retailando: "Están insoportables hoy. No sé por qué pero han venido con una actitud... Tocando las narices y pidiendo esto, dame lo otro..."

Cuatro

El colofón de la noche llegó con el plato sorpresa preparado por Kiko: ¡sopa de Coca Cola!, que terminó por desquiciar a Toñi. El DJ le pidió hielos, ella le trajo un bloque y como no los pudo separar, optó por echar en una ensaladera la Coca Cola, y así preparó una rica sopa fría. Julio José, solicito, fue a la cocina a buscar una pajita para Kiko, pero se encontró con una combativa Toñi.

Cuatro

Al regresar al salón comentó: "No hay pajita Kiko y encima me ha echado con mala h...". Cuando la cantante vió la ocurrencia del sevillano le reprendió: "Kiko eso me parece una guarrada. Hay que tirarlo". "No, no, déjalo que yo me lo tomo", dijo el hijo de Isabel Pantoja.

Cuatro

Toñi, superada por la situación, le pidió que le echara un poquito para calmar su sed y sus nervios y ahí llegó el desastre pues la Coca Cola se cayó al suelo. "¡Kiko, por favor, al suelo! Te odio... ¿Cómo puedes hacer esto? Ha sido un Cristo. ¡La fregona".

Y la cosa fue a peor con el segundo plato, el pollo. De hecho Julio José ni lo probó. De repente se sacó de no sabemos dónde un aguacate y comenzó a comérselo ante la desesperación de la anfitriona...

Cuatro

... Que estalló: "Sois más pijos que Mafalda", les espetó ante la atónita mirada de Julio José y Elena, que no compartían tal afirmación.

Cuatro

Posteriormente, Julio José explicó por qué no había comido el pollo: "El pollo estaba muy bien, lo que pasa es que yo soy vegetariano y no lo he probado. A Kiko le ha encantado pero a mí no me parecía que tuviera buena pinta".

Cuatro

Con el postre las aguas volvieron a su cauce y más con la sorpresa que había preparado Toñi: su hermana Encarna se unió a la velada, que alcanzó su mejor momento cuando otros miembros de la familia Salazar llegaron para amenizar una noche complicada.

No hay nada que un poco de música no haga olvidar y eso fue lo que pasó. Y aunque los invitados se lo pasaron en grande, su valoración sobre la cena fue muy justita. Kiko y Julio le pusieron un 5 raspado y Elena fue más generosa con un 7. Lo importante fue la actitud y el cariño con el que Toñi preparó todo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo