Kiko Matamoros no se pierde la boda de su hijo Diego

El colaborador televisivo se ha mostrado muy emocionado en este día tan especial para su hijo al que no ha querido faltar.

Kiko Matamoros ha tomado la decisión de asistir a la boda de su hijo Diego Matamoros. El hijo del colaborador televisivo se ha dado el 'Sí, quiero' este viernes 13 de julio con Estela Grande y su padre ha decidido estar presente en un día tan señalado. Kiko ha llegado por sorpresa a la Finca Prados Moros, situada en El Escorial y allí no ha dudado en responder a las preguntas de su compañero de programa, Kike Calleja. "Quería venir, he decidido venir y aquí estoy", comentaba Kiko con una amplia sonrisa y vestido de manera muy elegante nada más llegar a la finca donde se ha casado su hijo Diego y en la que Laura Matamoros . Kiko ha comentando que le costó mucho decidirse porque "podría molestar a terceros" y era algo que él no quería, pero tras hacerse de rogar ha acudido finalmente a la boda de su hijo con Estela Grande.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El nuevo defensor de la audiencia ha comentado que a pesar de que la actitud de su hijo "no ha sido la mejor", no quería arrepentirse de estar junto a él en un día tan señalado en su vida.

Telecinco

Pero no todo han sido buenas palabras, el gesto de Kiko Matamoros ha cambiado en cuanto le han mencionado a Mar Flores. Y es que, tal y como han comentado en 'Sálvame', la modelo no ha asistido a la boda de su sobrino para que acudiese Kiko. Unas palabras que ha sentado como un balde de agua fría a Kiko pues su asistencia a la boda sólo la conocían tres personas: su mujer Makoke y sus hijas Ana y Laura.

"Esta tiene tiene más cara que espalda. No viene aquí porque no tiene ningún millonario invitado al que poder pescar esta noche, por eso no viene", comentaba Kiko Matamoros ante la cara de circunstancia de Kike Calleja.

Kiko Matamoros sólo quiere lo mejor para su hijo Diego. "No estoy nervioso, sólo quiero que todo salga bien y que sean muy felices todo", comentaba Kiko diciendo que si se cruzaba con su exmujer Marián Flores la iba a saludar cordialmente.

Lo único con lo que realmente se siente mal Kiko Matamoros es con el hecho de que Diego Matamoros no haya invitado a su hija Ana Matamoros, fruto de su relación con Makoke, pues le hubiese hecho ilusión acudir.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo