Elena Tablada y Javier Ungría tienen que retrasar su luna de miel

El matrimonio de Elena Tablada y Javier Ungría no ha comenzado con buen pie. La diseñadora de joyas y el abogado han tenido que aplazar su viaje de novios por un motivo de peso.

Cuando comenzamos el texto escribiendo que el matrimonio de Elena Tablada y Javier Ungría no ha comenzado con buen pie su vida en común, no lo decíamos en sentido figurado, sino literal. La diseñadora y el abogado se desplazaron a Cuba para celebrar su boda rodeados y amigos y familiares y para agradecerles su asistencia, la pareja preparó unos días llenos de planes. Excursiones, cenas y una fiesta preboda que no terminó muy bien, sobre todo para Javier. El abogado se cortó el piel con un cristal en la fiesta y hasta el último momento no supo si podría ir al altar caminando al altar sin muletas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Instagram

Fue el jueves, 6 de diciembre, cuando arrancó el calendario oficial de actos organizados para su boda con una fiesta en el club Marea Santa Fe de La Habana. Los invitados estuvieron bailaron sin parar hasta cerca del amanecer y en la cita no faltaron temas musicales como 'Hasta que se seque el malecón', pero en uno de los momentos la cosa se torció, cuando Javier pisó un cristal. Elena ha compartido unas preciosa imágenes de ese día, aunque antes de que pasará el 'imprevisto'. "6.12.18.Como decían por ahí: "La mamá de las prebodas", comentaba la ex de David Bisbal, que contó con la presencia de su hija Ella.

Instagram

En las imágenes, se ve a la pareja de lo más feliz y conjuntada con looks veraniegos. Ella con caftán rojo estampado y él, con una camisa con piñas. Javier incluso se animó a coger a la abuela de su mujer en la 'sillita de la reina'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Elena y Javier, que aterrizaba en el aeropuerto del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas cojeando, no están preocupados por este imprevisto en sus planes y mientras llega el momento de volver a hacer las maletas, no tienen ninguna duda de que su vida en común seguirá siendo una constante luna de miel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo