Marisa Jara celebra su cumpleaños y lo hace feliz

La modelo y actriz cumple 39 años en el momento en el que espera volver a pasar por quirófano tras recuperarse de una operación por un tumor en el estómago.

Marisa Jara
Gtres

Marisa Jara no pierde la alegría ni siquiera con los problemas que ha vivido con su salud. La actriz y modelo cumple 39 años en espera de volver a pasar por el quirófano. El final del pasado año fue marcado por la detección de un tumor en el sistema digestivo del que tuvo que ser operada; ahora, ha declarado que una complicación en un ovario la obligará a pasar de nuevo por esta dura experiencia. A pesar de todo, Marisa tiene grandes metas personales y profesionales por las que se mantiene luchando.

Marisa Jara
Gtres

Conocida como una de las top model más atractivas de España, Marisa Jara ha sido siempre una de las protagonistas de las páginas de revista debido a su carisma y espontaneidad, por lo que se ha subido a pasarelas no solo de Europa sino también de Asia y Estados Unidos donde su mirada y atractivo han terminado por cautivar a todo el público, sobre todo al masculino. Y es que la sevillana ha tenido una larga lista de novios dentro del mundo del espectáculo como Manu Tenorio, Joaquín Cortés o Jose María Cano.

Entre sus amores destacan Chante Escribano, con quien estuvo casada entre 2009 y 2011, y Manuel Vittorio, de quien se divorció en 2015 tras haberse casado tres años antes con una boda por todo lo alto. Dos matrimonios que no han dado sus frutos y que han hecho que la modelo disfrute de su soltería desde entonces.

Recién llegada de Dubai, donde pasó las vacaciones, Marisa Jara ya se ha puesto en marcha acudiendo a photocalls donde ha declarado que su corazón está disponible pero ello no la impide perseguir su sueño de ser madre en cuanto el médico se lo permita. Algo que tendrá que esperar debido a la complicación en uno de sus ovarios que hace que tenga que volver a pasar por el quirófano. La modelo, segura de sí misma y de su cuerpo, no pierde sin embargo la sonrisa y continúa trabajando sin descanso hasta que el hospital la llame para ser intervenida.

Y es que, Marisa no pierde la sonrisa ni recién operada. “Ha sido un duro golpe, pero tampoco lo veo tan negativo”, llego a declarar en su reaparición pública en las pasarelas. A tan solo unas semanas de salir del quirófano y no dudó en mostrar las cicatrices que la grave operación había dejado en su abdomen agradeciendo a todos sus seguidores los mensajes de apoyo y cariño que ha ido recibiendo desde que fuera diagnosticada. Ahora, con la misma fortaleza debe enfrentarse a este nuevo reto que, aunque posponga su meta de ser madre, no la elimina ni mucho menos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo